Print Friendly
  • El gobierno del presidente Donald Trump reconoció los avances registrados en materia de seguridad en El Salvador y se comprometió a gestionar una mayor cooperación para el país y para la región centroamericana.

 

El compromiso del gobierno de los Estados Unidos con el fortalecimiento del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte es una noticia muy positiva para los países centroamericanos que conforman este bloque (Guatemala, Honduras y El Salvador).

 

Así lo manifestó el vicepresidente Oscar Ortiz en una conferencia de prensa brindada luego de un encuentro bilateral que sostuvo junto a los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales y Honduras, Juan Orlando Hernández,  con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y otros funcionarios de alto nivel.

 

“Es importante que ahora hayamos establecido un renovado compromiso para reforzar el marco de las relaciones con uno de los aliados más importantes que tenemos, los Estados Unidos”, dijo el vicemandatario salvadoreño luego de este encuentro realizado en el marco de la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, que se desarrolla en Miami (Estados Unidos).

 

Aseguró que es satisfactorio el apoyo firme y decidido del gobierno del Presidente Donald Trump  a la iniciativa del Plan de la Alianza para la Prosperidad, que contempla temas centrales para el desarrollo de la región en materia económica, inversión y seguridad.

 

El vicegobernante explicó que el sector privado es clave para mejorar los climas de inversión, los procesos de crecimiento económico e identificar mejores posibilidades para la inversión extranjera.

 

“Este primer día de la Conferencia nos deja como  mandato, como lección a los países del Triángulo Norte hacer alianzas mucho más fuertes entre el sector público y el sector privado”, manifestó.

 

“No hay otra manera de marcar un salto cualitativo de lo que nos hemos propuesto como región, sino logramos que el sector privado haga lo que tiene que hacer, estimulado y facilitado también por el sector público. El sector publico tenemos nuestras tareas y es importante compartir esa visión con el sector privado”, precisó.

 

Agregó que para El Salvador ha sido muy importante que en el intercambio que se ha tenido en este encuentro por la prosperidad y seguridad se hayan identificado temas que se pueden empezar a desarrollar en el corto plazo.

 

“Por ejemplo acelerar nuestros procesos de integración aduanera, mecanismos para facilitar el comercio en la región, los temas que tienen que ver en cómo ingresar a costos de energía más baratos para bajar subsidios y para darle energía, no solo a las familias a lo largo y ancho de la región, sino para responder a los nuevos requerimientos del crecimiento económico”, desatacó.

 

Aseguró que la región centroamericana tiene un enorme potencial por su conectividad, expresada a través de sus puertos, aeropuertos, carreteras, así como por sus atractivos turísticos.

 

Asimismo, precisó que el Plan de la Alianza para la Prosperidad beneficia, no solo al bloque de países centroamericanos, sino también a Estados Unidos y México, ya que el “mejor antídoto para contener la migración irregular” es abrir nuevas oportunidades de desarrollo para los pueblos.

 

San Salvador, 15 de junio de 2017.