Print Friendly
  • 1 centavo más por kilovatio hora (KWh) es lo que representa el cargo del 13%, pero este no afectará a las familias que consumen hasta 99 KWh al mes, el límite para recibir el subsidio que el Gobierno da a la población por medio de la CEL, pues el mismo absorberá hasta un 85% del aumento.

Usted, que es la mayoría, pagará menos de 10 centavos al mes.

Este centavo es una inversión para el futuro energético, pues el Gobierno garantiza responsablemente la sostenibilidad del subsidio que recibe cerca del 70% de la población, equivalente a 1,1 millones de hogares salvadoreños.

El centavo permitirá que Grupo CEL invierta en más producción energética, lo cual se traduce en precios bajos sostenibles en el tiempo, energía suficiente para los hogares y la expansión de las industrias, las cuales consumen el 40% de la energía que produce el país.

 

Este centavo permite continuar en la ruta del crecimiento económico, la llegada de más empresas interesadas en invertir, más y mejores empleos, la garantía que siempre habrá luz en los hogares salvadoreños.

 

En los últimos dos años, la generación a partir de métodos amigables con el medio ambiente (solar, hidroeléctrica y geotérmica) permitió $410 millones de ahorros a las empresas y a las familias. Las bajas constantes en los precios de la energía acumulan un 61.02%, es decir que actualmente cada hogar salvadoreño paga 6 centavos menos por kilovatio hora.

 

 

Invertir en la CEL garantiza a El Salvador:

  • Energía limpia y de calidad, necesaria para hacer que el país funcione y crezca.
  • Precios bajos sostenibles en el tiempo.
  • Menor dependencia de las importaciones de petróleo para producir electricidad, lo cual es más caro y amarra al país a los vaivenes del mercado internacional de hidrocarburos.
  • Desechar definitivamente el fantasma de futuros razonamientos porque habrá electricidad suficiente para equiparar el crecimiento constante del consumo eléctrico.

 

 

Este centavo no es un impuesto porque no ingresará al Fondo General de la Nación, sino a la CEL, empresa estatal que es un orgullo nacional y la cual invertirá en la generación de más energía limpia.

 

Este centavo es más desarrollo nacional, más empleos y mayor bienestar familiar.

 

¡Un centavo por kilovatio para el futuro energético de El Salvador!

 

San Salvador, 1 de julio de 2016.