Print Friendly

Roberto Lorenzana, secretario técnico y de planificación, afirmó esta mañana durante la entrevista El Salvador Ahora, de Canal 10, que 2016 cerrará con un crecimiento económico por arriba del 2.5%.

Los datos, aseguró, están confirmados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Agregó que el crédito a las empresas y a las familias ha crecido, de igual manera, las remesas familiares han experimentado alzas de alrededor del 2.6%.  “La economía está creciendo por dos factores, por el consumo, por un lado, y también por el crecimiento acelerado de la industria de la construcción”, detalló.

En este contexto, el secretario urgió la aprobación por parte de la Asamblea Legislativa del crédito de Las Pavas, “es totalmente irresponsable no hacerlo”, dijo.

Afirmó que existen solicitudes para la ejecución de 110 proyectos de construcción en San Salvador, que abrirían más de 100 mil empleos; sin embargo, estos serían obstaculizados si los diputados no aprueban el referido préstamo.

Según el secretario técnico, se necesita ejecutar el préstamo de Las Pavas porque no se pueden aprobar estos nuevos proyectos de construcción si no hay agua suficiente. “Nosotros para dar los permisos a todos los proyectos de edificios que están planteados en la zona de la (colonia) Escalón, de San Benito, tendríamos que quitarle agua a Soyapango, tendríamos que quitarle agua a Ilopango (…). No podríamos darle agua a estas nuevas construcciones sacrificando al pueblo salvadoreño, a los sectores populares, por eso es que se necesita el crédito”, explicó.

Además, el coordinador de Gabinete Económico reiteró que el crédito de Las Pavas es prácticamente una donación del gobierno de Francia, con una tasa de interés del 0.15%, que por el capricho de ARENA no se aprueba.  “No les importa, con tal de que fracase el gobierno y tener ventajas electorales, que fracase el país, que no haya crecimiento económico”, aseguró.

Presupuesto 2016

En otro orden, el funcionario de la Presidencia aclaró que no es parte del acuerdo fiscal con los partidos políticos la aprobación del Presupuesto General de la Nación con mayoría calificada. Este planteamiento fue catalogado por el funcionario como un nuevo intento del principal partido de oposición de violentar el proceso de búsqueda de un acuerdo.

“El presupuesto es un instrumento que se aprueba en la Asamblea Legislativa por mayoría simple. Se requieren constitucionalmente 43 votos para aprobar el presupuesto (…). No quedó consignado en el acuerdo como una condición previa para avanzar en la discusión del segundo tramo y continuar en el diálogo por el acuerdo fiscal. No quedó como condición establecida que íbamos a aprobar de mayoría calificada, como dicen algunos; ni está en el acuerdo que la mesa (de diálogo) pre apruebe el presupuesto (…). Una mesa entre el gobierno y ARENA no puede anular una discusión de un órgano del Estado”, puntualizó sobre el tema.