Print Friendly

San Salvador, 6 de diciembre de 2016.

Querido pueblo salvadoreño,

Estamos cerca de finalizar el 2016, gracias por permitirme llegar a sus hogares para informarles sobre los avances y logros del trabajo de mi gobierno durante este año.

Agradezco la confianza y respaldo a nuestra gestión que nos demuestra que solo poniendo al país al centro de nuestro trabajo es posible sacar adelante a El Salvador.

Este fue un año de grandes desafíos, difíciles y complejos, que enfrentamos impulsando el diálogo con todos los sectores para encontrar soluciones sostenibles a los grandes problemas del país.

Enfrentamos una grave crisis de liquidez del Estado, generada por las equivocadas acciones del pasado, como la privatización de las pensiones, la corrupción, el endeudamiento irresponsable y la baja recaudación provocada por la evasión y la elusión fiscal.

Con nuestra voluntad de diálogo alcanzamos el Acuerdo Marco para la Sostenibilidad Fiscal, Desarrollo Económico y Fortalecimiento de la Liquidez firmado por todos los partidos políticos, y que permitió la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal y la emisión de títulos valores por 550 millones de dólares.

Es urgente continuar en este proceso de diálogo para completar la emisión de los mil 200 millones en bonos, la reforma integral de pensiones y un pacto fiscal que permitan una solución a largo plazo en beneficio del país.

Nuestra política de diálogo y negociación nos ha permitido alcanzar acuerdos con los diferentes sectores a través de los Consejos de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Consejo de Educación y Consejo de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

Amigas y amigos,

Nuestra prioridad ha sido trabajar sin descanso para llevar tranquilidad a todo el país, combatiendo a los grupos criminales que se lucran con el dolor de las familias.

 

Nuestro reconocimiento a los héroes y heroínas de la Policía Nacional Civil y de la Fuerza Armada que con su trabajo y sacrificio garantizan la seguridad de la nación.

 

Por primera vez en la historia todos los sectores de la sociedad asumimos un compromiso real para solucionar el problema de la inseguridad, alcanzando acuerdos en reformas y financiamientos para combatir la criminalidad.

 

A inicios de este año, realicé un giro importante en materia de seguridad para garantizar la implementación y efectividad del Plan El Salvador Seguro.

 

Los resultados son alentadores.

 

Ampliamos la operatividad a nivel nacional y asestamos duros golpes a los grupos criminales.

 

Desarticulamos a 271 estructuras de maras y pandillas, neutralizamos a 20 grupos de narcotráfico y se decomisó droga valorada en más de 230 millones de dólares.

En comparación al año pasado tendremos una reducción aproximada de mil 200 homicidios.

 

Incrementamos el control en las cárceles y construimos nuevos espacios penitenciarios. Fortalecimos el Programa de reinserción “Yo Cambio” en 13 centros penitenciarios.

 

Actuamos firmes contra la violencia, buscando soluciones integrales y regionales. Guatemala, Honduras y El Salvador desarrollamos este año planes en conjunto y lanzamos una Fuerza Trinacional que permitirá controlar y atacar el crimen transnacional.

 

Fortalecimos la capacidad de la PNC y de la Fuerza Armada con formación profesional de calidad, ascensos, promociones y equipamiento.

 

Impulsamos programas de prevención en las comunidades, y la  promoción de la cultura como generadora de valores de convivencia y de paz.

 

Desarrollamos el plan Cero Grafitis de maras o pandillas, el Plan Actívate para la recuperación de espacios públicos y la creación de 23 Unidades de Atención a la Mujer por parte de la PNC.

 

Otra de las prioridades de mi gobierno es la economía del país. 2016 fue un año de buenos resultados.

 

Tuvimos un crecimiento económico de 2.5 por ciento, el más alto en los últimos 16 años.

 

Este crecimiento se refleja en un mayor poder adquisitivo de la población, al que nuestro gobierno ha contribuido protegiendo la economía familiar con la estabilidad de los precios de bienes y servicios esenciales.

 

Se benefició a más de un millón de salvadoreños con subsidio y bajos precios de energía eléctrica y subsidio al gas.

 

La confianza en el país sigue aumentando.

 

Las inversiones anunciadas por el sector privado se centran en construcción y bienes inmuebles, electricidad, telecomunicaciones e industria ascienden a tres mil 136 millones.

 

Durante el 2016 nos visitaron más de 2 millones de turistas que generó ingresos para el país de mil 205 millones de dólares.

 

Los hermanos salvadoreños en el exterior enviaron entre enero y octubre de este año al país  3.728 millones de dólares en concepto de remesas familiares.

 

Actuamos con eficiencia y transparencia.

 

Tenemos inversiones históricas en energía limpia y renovable para acelerar el desarrollo industrial, crear empleo y generar electricidad más barata para las familias y las empresas.

 

Ampliamos la Central Hidroeléctrica 5 de noviembre con una inversión de 187.6 millones de dólares, reiniciamos los trabajos en la represa El Chaparral y desarrollamos 28 proyectos de energía solar.

 

Estamos modernizando y ampliando la infraestructura de la red vial para mejorar la movilidad de personas y logística de bienes y servicios. Eso lo demuestran las 362 obras de infraestructura vial con una inversión aproximada de 180 millones de dólares.

 

Nuestra capital cuenta ahora con dos modernos pasos multinivel, el de Naciones Unidas y el Redondel Masferrer.

 

El SITRAMSS se consolida como el transporte del futuro para la ciudadanía, cada día más de 45 mil pasajeros hacen uso de este servicio rápido y seguro.

 

Este año aumentó la productividad de nuestro país.

 

Uno de los sectores con mayor crecimiento fue la agricultura.

 

Pese a cuatro años consecutivos de sequía, en 2016 tuvimos una cifra récord en producción de granos con 27 millones de quintales.

 

Mejoramos la competitividad empresarial, con la innovación, y el otorgamiento de cofinanciamiento productivo.

 

 

Salvadoreñas y salvadoreños:

 

La Reforma de Salud avanza.

 

En El Salvador mantenemos por sexto año consecutivo una de las tasas de letalidad por dengue más bajas del continente.

 

Bajamos la desnutrición crónica en 7 puntos porcentuales en niñas y niños de primer grado escolar.

 

Con una inversión superior a 143 millones de dólares mejoramos la atención de salud con la construcción y equipamiento de 209 establecimientos de primer nivel y hospitales del ministerio y del seguro social.

 

Gracias a la Ley de Medicamentos El Salvador es hoy el segundo país con las medicinas más baratas de Centroamérica, con la reducción de los precios se genera un ahorro anual superior a los 60 millones de dólares en la economía familiar.

 

Estamos fortaleciendo la inclusión y la calidad educativa.

 

Uno de nuestros compromisos cumplidos es el programa Una niña, Un niño, Una Computadora, entregando hasta esta fecha más de 33 mil computadoras portátiles, distribuidas en mil 602 centros escolares.

 

Mi gobierno ha hecho suya las aspiraciones y derechos de la juventud.

 

 

 

Estamos generando oportunidades con programas como “Jóvenes con todo”, modalidades flexibles de educación, emprendedurismo, paquete escolar hasta bachillerato, y la Universidad en Línea, con 16 sedes y 7 carreras.

 

Ciudad Mujer, símbolo de nuestro gobierno para promover los derechos y dignidad de las mujeres, ha brindado más de 700 mil servicios en sus seis sedes a nivel nacional.

 

En materia de política exterior, avanzamos con nuestro compromiso de ser un país abierto al mundo.

 

Durante este año se concretó cooperación financiera no reembolsable por un monto de cerca de 72 millones de dólares, lo cual asciende a mil 300 millones de dólares para el presente quinquenio.

 

Además ampliamos la cooperación Sur-Sur y triangular.

 

Nuestra activa política exterior aseguró de manera oportuna el trabajo en favor de la niñez migrante.

 

La intervención inmediata de Cancillería contribuyó a detener las deportaciones masivas de nuestros hermanos y hermanas en el exterior. Seguiremos trabajando por el respeto de sus derechos.

 

Continuaremos fortaleciendo las relaciones de amistad con el gobierno de los Estados Unidos.

 

Agradecemos su confianza expresada en acciones como la aprobación de 750 millones de dólares para la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica.

 

 

Amigas y amigos:

 

Seguimos transitando hacia una economía y sociedad ambientalmente sustentable y resiliente a los efectos del cambio climático.

 

Este año enfrentamos y resolvimos con eficacia la emergencia de agua potable de muchas comunidades del Gran San Salvador.

 

Con una inversión de más de 25 millones de dólares estamos garantizando una mayor cobertura de agua potable en todo el país.

 

 

 

Contamos ahora con el Primer Plan Nacional de Gestión Integral de Recurso Hídrico para la planificación y uso responsable del agua.

 

Estamos impulsando a nivel nacional un programa de reforestación y restauración de ecosistemas, con la participación inicial de 10 instituciones de gobierno y más de 40 municipalidades.

 

 

Querido pueblo salvadoreño,

 

Hemos sentado bases sólidas para asegurar que los próximos años avancemos aceleradamente en nuestras prioridades: El Salvador productivo, educado y seguro.

 

Continuaremos con los mecanismos de diálogo y negociación para resolver la crisis fiscal y darle estabilidad económica al país.

Buscaremos el apoyo de todas las fuerzas sociales y políticas para que el próximo año entreguemos al país y a los pensionados un sistema universal que les asegure una pensión digna.

 

Llegar a estos acuerdos pasa porque las gremiales empresariales y la oposición política reconozcan la necesidad urgente de cambiar el actual sistema de pensiones, que es insostenible e inviable.

 

Con la implementación de la segunda fase del Plan El Salvador Seguro y la puesta en marcha del Plan de Desarrollo de la Región Oriental profundizaremos la relación gobierno central, alcaldías y comunidades.

Ampliaremos la diversificación de la generación de energía con fuentes limpias y renovables.

 

Continuaremos apoyando las capacidades productivas y competitivas de las medianas, pequeñas y micro empresas.

 

Promoveremos la reforma migratoria integral a través de la alianza de los países del Triángulo Norte y México.

 

Pondremos en funcionamiento siete nuevas sedes del Programa de Empleo y Empleabilidad “JovenES con Todo” en San Salvador, Sonsonate, Zacatecoluca, Ciudad Delgado, Cojutepeque, Jiquilísco, y Colón.

 

 

 

 

Pueblo salvadoreño:

 

El próximo 16 de enero celebraremos el 25 aniversario del acontecimiento más importante de nuestra historia reciente: la firma de los Acuerdos de Paz.

 

Unidos como país vamos a conmemorar, reflexionar y comprometernos con ese logro que inició una era de consolidación de la democracia, una nueva institucionalidad, respeto a las libertades y a los derechos humanos.

 

Con el respaldo de todas las fuerzas vivas de la sociedad y el apoyo de instituciones, como Naciones Unidas, impulsaremos un proceso para alcanzar una nueva generación de acuerdos que nos conduzcan a acabar con la extrema pobreza y asegurar el desarrollo económico y social.

 

Querida familia salvadoreña,

 

Aprovecho esta oportunidad para desearles una feliz Navidad, en unión, paz y esperanza.

 

 

Muchas gracias.