Print Friendly

El reconocimiento oficial del martirio de monseñor Óscar Arnulfo Romero que ha hecho el Vaticano es “el primer paso seguro” en el camino a su pronta beatificación, consideró hoy el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

El gobernante expresó su felicidad por la decisión adoptada por la Congregación para las Causas de los Santos, que reconoció el martirio del arzobispo de San Salvador.

“Hay un reconocimiento formal por parte de la Iglesia del martirio de monseñor Romero”, expresó el gobernante al compartir la noticia durante una declaración a la prensa realizada junto a los miembros de su Gabinete Económico y Financiero, con quienes ha sostenido una reunión de trabajo.

El Presidente de la República consideró que este hecho es “es el primer paso seguro para el camino de la beatificación” del religioso salvadoreño, asesinado el 24 de marzo de 1980.

El jefe de Estado anunció que si el Vaticano declara santo a monseñor Romero y ante la posibilidad de que la beatificación se pueda realizar en El Salvador, su gobierno organizará una celebración en la que se invitará a los presidentes de toda América Latina para que puedan compartir con el pueblo salvadoreño la alegría de este suceso.

San Salvador, 9 de enero de 2015.