Print Friendly

Amigos y Amigas de la prensa.

 

Este acto es un acto simbólico y un acto de compromiso de que vamos a empeñar todas nuestras energías, todas nuestras fuerzas porque nuestro país alcance paz y tranquilidad.

 

Ustedes han escuchado al ministro de la Defensa en su compromiso de combatir la delincuencia y el crimen.

 

Como Presidente de la República y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas también les quiero decir de que ninguno de los crímenes de los veintidós miembros de tropas del ejército va quedar impune, los perseguiremos y los llevaremos a la justicia para que paguen esos horrendos crímenes que cometen contra aquellos que están dando su vida por lograr la paz y la tranquilidad en nuestro país.

 

También, todo el ejército sabe que ya estamos comenzando a recolectar la contribución especial, la que vamos a destinar recursos para la seguridad, tal como lo ordena la ley. Y tal como lo ordena la ley, he decidido que en lo inmediato vamos a entregar un bono a todas aquellas unidades que apoyan a la Policía Nacional Civil en su labor de defensa.

 

Pero en la medida que esta contribución especial se incremente, logremos recaudar los más de 138 millones de dólares que queremos cada año, también no duden que vamos a tratar de garantizar el aumento salarial para todo el ejército, así como para toda la Policía Nacional Civil y para todos los custodios, porque se merecen también una remuneración económica por todo su esfuerzo.

 

Por ello quiero decirles que es un privilegio estar ante ustedes, hombres y mujeres miembros de tan prestigiosa institución al servicio de los más altos intereses de la patria, como es la Fuerza Armada Salvadoreña.

 

Reciban un saludo y mi agradecimiento, en nombre del pueblo salvadoreño, por su destacado trabajo a través del conjunto de acciones permanentes que realizan para garantizar la tranquilidad  del pueblo salvadoreño.

 

Una vez más, celebro y felicito la capacidad de adaptación al contexto actual que ha demostrado la Fuerza Armada, así como su disposición al servicio de la nación en una época donde estamos llamados más que nunca a trabajar unidos, los cuerpos militares y la sociedad civil.

Esa adaptación que es una muestra de su compromiso y entrega en el fiel cumplimiento de su misión constitucional, que es la defensa de la soberanía del Estado y de la integridad del territorio, dispuesta a apoyar el mantenimiento de la paz interna.

 

En este sentido, el trabajo que realiza actualmente la Fuerza Armada en apoyo a la Policía Nacional Civil es fundamental para la construcción de una sociedad en paz y convivencia.

 

La Fuerza Armada ha asumido con responsabilidad y compromiso la misión de apoyar a la Policía Nacional Civil en tareas de seguridad para proteger a las familias salvadoreñas. Esto ha generado confianza en la población y nos está dando buenos resultados.

 

Hay preguntas por qué hay disminución de los homicidios, yo les quiero dar la respuesta, es que se debe al  empeño de la Fuerza Armada y la  Policía Nacional Civil  en buscar tranquilidad y paz.

 

Esa acción permanente y constante, de trabajo de cerca de la población, de proteger a nuestra niñez, de proteger a nuestros jóvenes, a nuestros adultos es lo que ha generado una alta confianza del pueblo en la Policía Nacional Civil y en el ejército y en eso está contribuyendo a que parte del pueblo salvadoreño está colaborando, está participando en las tareas de seguridad.

 

Y si hay participación de la ciudadanía hay más efectividad en el combate al crimen; el crimen organizado en diferentes pandillas y maras están siendo desarticulado, pero se debe eminentemente a esa labor comprometida con la nación y con la familia de la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil.

 

La Fuerza Armada como decía ha asumido con responsabilidad y compromiso esta tarea.

 

Desde el año 2009, a partir de la emisión del decreto ejecutivo número 60, se estableció el apoyo de la Fuerza Armada a la seguridad pública con el objetivo principal de contribuir al logro del mantenimiento de la paz interna y la seguridad ciudadana en nuestro país.

 

Asimismo, se inició la importante tarea de brindar apoyo para el control y seguridad de los centros penitenciarios y el resguardo de la frontera nacional en puntos no habilitados.

 

El año pasado, a partir de la emisión del decreto ejecutivo número 2, se comienza a dar apoyo a la Policía Nacional Civil en operaciones de mantenimiento de la paz, con la planificación y ejecución de operaciones preventivas conjuntas anti delincuenciales.

 

La decisión que tomamos este gobierno el año pasado, de que la Fuerza  Armada organizara unidades de tareas de reacción inmediata para perseguir a las pandillas que en la medida que se ven asediadas en un territorio se movilizan a otras regiones.

 

Esta organización operativa de la Fuerza Armada nos ha dado la capacidad de perseguir a las pandillas en cualquier punto del territorio del país. Y eso es otro de los logros que está influyendo en la disminución de los homicidios y en la desorganización de estos grupos delincuenciales.

 

Desde entonces, acciones concretas como patrullajes conjuntos de prevención, disuasión y aprehensión de delincuentes en todo el territorio nacional han permitido sostener una lucha constante y firme contra la delincuencia y el crimen organizado.

 

Es fundamental el trabajo que realizan los diferentes comandos y grupos que constituyen el Plan de Campaña Nuevo Amanecer, con el cual se ejecutan acciones orientadas en diferentes áreas, pero todas con el principal objetivo de brindar la tranquilidad y seguridad que la población salvadoreña tanto necesita.

 

Felicito el trabajo que realiza el Comando “Zeus” y sus 8 fuerzas de tareas distribuidas en 29 municipios, despejando los territorios con acciones de prevención y disuasión en las áreas de mayor incidencia delincuencial.

 

También reconozco el trabajo que realizan los 11 grupos de tarea del Comando “San Carlos” con acciones para la prevención y seguridad en los alrededores de los diferentes centros penales.

 

No puedo dejar de mencionar al Comando “Águila” y la tan importante labor que realizan sus 300 grupos conjuntos de apoyo a la comunidad, brindando seguridad a nuestros niños, niñas y jóvenes estudiantes en 652 centros educativos del país.

 

De igual manera, reconozco el trabajo del Comando “Sumpul” y su trabajo en la prevención y seguridad y control de 30 pasos fronterizos habilitados y 130 no habilitados. Así como el Comando “Trueno”, que constituyen las Fuerzas Especiales de Reacción, y el Grupo Conjunto Cuscatlán, trabajando en coordinación con la PNC y la Fiscalía General de la República en actividades contra el narcotráfico y delitos conexos.

 

Todo este apoyo que brindan a la nación, nos permite tener avances significativos en nuestros esfuerzos por llevar seguridad a nuestra gente y reducir significativamente los índices delincuenciales.

 

Aprovecho para felicitar al señor Ministro de Defensa, General David Munguía Payés, por su liderazgo y notable gestión al frente de una institución, de las más prestigiosas en nuestro país.

Como Presidente de la República y en mi calidad de Comandante General de la Fuerza Armada, agradezco a cada uno de los miembros de la Fuerza Armada Salvadoreña por su esfuerzo y les invito a continuar realizando esta gran labor con un alto sentido de lealtad y fidelidad a la nación.

 

No hay duda de que la misión que tienen nuestras instituciones de seguridad es sumamente importante, vital para el desarrollo integral de nuestro pueblo. Requiere, por lo tanto, el fortalecimiento de sus capacidades técnicas y humanas para el combate efectivo a la delincuencia y el crimen.

 

Es por eso que este día estamos haciendo la entrega de de 47 vehículos Pick Up doble cabina, que permitirán mantener una mejor movilidad y respuesta por parte de las unidades militares, fuerzas de tarea y grupos de tareas que trabajan en apoyo a la seguridad Pública.

 

Hemos invertido un millón trescientos cincuenta nueve mil setecientos ochenta y ocho dólares. Es una inversión pequeña, pero significativa. Pues va enfocada a la movilidad de las Fuerzas Armadas en el apoyo a la Policía Nacional Civil.

 

Vamos a seguir enfocando el apoyo, no sólo en logística, sino también pensando en el recurso humano, en nuestros soldados.

 

Con estos vehículos se podrá, además, mejorar el apoyo logístico y operacional a dichas unidades, logrando desarrollar las tareas encomendadas de una manera eficaz y oportuna en reacciones y respuesta a las acciones delincuenciales que afectan la tranquilidad y el desarrollo de nuestro país.

 

Estimados amigos y amigas:

 

El momento que vivimos como país nos demanda incrementar nuestras capacidades, unir esfuerzos y trabajar con más empeño por resolver las grandes necesidades de nuestra gente. Es decir alcanzar un mejor desempeño interinstitucional.

 

El fortalecimiento interinstitucional nos está permitiendo enfrentar los retos de país de una manera integral. Esta dinámica de trabajo, aunado al esfuerzo de toda la sociedad, está creando un nuevo paradigma en materia de gestión pública.

 

Reitero mi satisfacción al entregar este día nuevos recursos que mejorarán la capacidad de movilidad de nuestra Fuerza Armada.

 

Reafirmamos nuestro reconocimiento y decidido apoyo a esta noble institución, por ese esfuerzo, dedicación y responsabilidad que muestran en el cumplimiento de la misión encomendada.

 

Les invito a seguir trabajando con el mismo esfuerzo, entusiasmo y capacidad.

Como Gobierno estamos comprometidos en que cada una de nuestras acciones esté destinada a asegurar la paz y la tranquilidad de las familias salvadoreñas.

 

Muchas gracias.