Print Friendly
  • El secretario de comunicaciones de la Presidencia señaló que el Estado deja de percibir más de $1,500 millones anuales debido a la evasión y elusión, dinero que serviría para resolver las principales necesidades del país.

El acuerdo fiscal nacional convocado el pasado sábado por el presidente Salvador Sánchez Cerén pasa por encontrar una solución a la evasión y elusión de impuestos, que cuestan al país varios millones de dólares anuales que podrían invertirse en el desarrollo social y económico, señaló el secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

“La evasión y la elusión fiscal, ese es el problema de este país, y eso no solo lo señalo yo como funcionario público, lo ha dicho un serio y profundo estudio de la UCA (Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”), que señala que hay anualmente más de 1,500 millones de dólares de evasión y elusión”, dijo el portavoz de la Presidencia en la entrevista El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

Agregó que resolviendo este problema “no necesitaríamos generar nuevos cargos, nuevos impuestos o nuevas contribuciones”.

En tal sentido, indicó que el acuerdo nacional en materia fiscal al que se refirió el jefe de Gobierno el pasado sábado –durante el programa Gobernando con la Gente– pasa por resolver este problema involucrando a todos los sectores del país.

“Este tema amerita realmente una atención pública y este gobierno está en la ruta, precisamente, de hacer de este tema un tema de debate nacional, creo que debemos de abrir un espacio para sentarnos de manera responsable y discutir el tema tributario de país”, puntualizó el vocero gubernamental.

“¿Queremos estabilidad política?, ¿queremos estabilidad económica?, ¿queremos estabilidad macroeconómica?, ¿queremos combatir la criminalidad?, bueno, paguemos los impuestos”, subrayó.

Aseguró que en esta tarea la ciudadanía debe jugar un rol fundamental: “Hay que asumir otra responsabilidad que tenemos como sociedad, y es que los salvadoreños de cualquier condición social, política o ideológica, no nos hemos acostumbrado a exigir nuestra factura, y eso amplía la evasión y elusión”, dijo.

Recordó que el gobierno ha planteado a la Asamblea Legislativa la necesidad de realizar una reforma a las leyes tributarias que permitan castigar con más dureza este delito, como sucede en otros países.

“¿Cuándo en El Salvador hemos visto a un empresario que vaya a la cárcel por no pagar sus impuestos? Para eso hace falta una reforma, vamos a ver si ARENA ha querido votar por esa reforma, no ha querido votar por esa reforma, entonces no es que este gobierno no quiera cobrar los impuestos, sino que no se tienen las suficientes herramientas legales que permitan cobrar esos impuestos”, apuntó.

San Salvador, 13 de julio de 2016.