Print Friendly

Las alcaldesas y alcaldes que forman parte de la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES) se mostraron complacidos ante la disposición mostrada por el presidente Salvador Sánchez Cerén para trabajar juntos, gobierno central y gobiernos municipales, en pro del desarrollo del país.

“Trabajemos juntos, de la mano, por el desarrollo sostenible de nuestros territorios. Sigamos adelante con esta Corporación de Municipalidades COMURES, que responde a nuestra necesidad de diálogo constante y de entendimientos”, dijo el mandatario esta mañana, en su discurso durante la inauguración del Trigésimo Congreso Nacional de Municipalidades, desarrollado en la capital, San Salvador.

Al respecto, la alcaldesa de Antiguo Cuscatlán y presidenta de COMURES, Milagro Navas, elogió el llamado hecho por el presidente, asegurando que el trabajo por el bienestar del país debe estar por sobre la denominaciones políticas.

“Yo en lo personal, aparte de que tengo mi corazoncito político, creo que podemos hacer mucho con el gobierno central si unificamos criterios y si hacemos el trabajo que esperamos”, dijo la alcaldesa, quien también aseguró que la coordinación con el gobierno central es clave para echar a andar proyectos de descentralización en servicios como salud y educación.

De igual forma se expresó el alcalde de Cuscatancingo, Jaime Recinos: “Aquí no se pueden ver colores políticos, aquí lo que se tiene que ver es el tema de aunar esfuerzos, de maximizar los esfuerzos para tener resultados mucho mejores, más positivos de cara a la población y al desarrollo del país”, dijo.

“La Corporación de Municipalidades está lista para trabajar en esto. Agradecemos a nuestro Presidente por el esfuerzo que ha hecho y el puente que ha tendido para trabajar en conjunto el gobierno central con los gobiernos locales”, añadió.

El alcalde Joel Ernesto Ramírez del municipio de Tacuba, departamento de Ahuachapán, también consideró importante el trabajo conjunto entre las municipalidades y el gobierno central al que se refirió el mandatario, en pro del desarrollo de El Salvador.

“Definitivamente no podemos estar divorciados cuando sabemos que nosotros mismos como alcaldes tenemos necesidad de nuestro gobierno”, dijo.

René de la O, alcalde del municipio de Lolotique, en San Miguel, sostuvo que el llamado del presidente Sánchez Cerén a trabajar junto a las municipalidades pinta un panorama esperanzador para el futuro del país.

“Se ventila un panorama interesante en cuanto a que se puedan hacer esfuerzos conjuntos. Creo que se vislumbra un bonito panorama para los próximo años”, aseguró.

Por su parte, Gabriel Serrano, alcalde del municipio de San Julián, departamento de Sonsonate, destacó el llamado hecho por el mandatario a la Asamblea Legislativa a aprobar con prontitud los préstamos dirigidos a inversiones para el desarrollo en los territorios.

“Yo también me uno al llamado del señor Presidente para que en los procesos de aprobación de préstamos(los diputados y diputadas) puedan ver algo más que llevarle la contraria al señor Presidente o a las propuestas que se generan desde el gobierno central y que veamos lo que nos interesa a todos que es nuestro país”, dijo el edil.

Además, hizo hincapié en los esfuerzos realizados por este gobierno, sumado a los realizados por el gobierno anterior, para aprobar el FOMILENIO II.

Este donación permitirá “mejorar la carretera que viene de Acajutla y que conduce, pasando por Sonsonate, hasta San Salvador y eso nos va a beneficiar a todos, porque ese es un corredor que automáticamente conecta a todos estos municipios precisamente que nos encontramos en la zona marino-costera del departamento de Sonsonate”, señaló.

Sobre el mismo punto, el alcalde de San Miguel, Will Salgado, añadió que el FOMILENIO II permitirá mayor inversión, generando trabajo en las zonas que van a ser beneficiadas, al tiempo que exhortó al gobierno central a que evalúe la posibilidad de aumentar en un 1% los recursos del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades de El Salvador (FODES).

San Salvador, 20 de octubre de 2014.