Print Friendly, PDF & Email
  • El Presidente Salvador Sánchez Cerén calificó como “una gran obra liberadora” la campaña que impulsa nuestro país para reducir al máximo el índice de analfabetismo, con el propósito de construir una nación cada vez más inclusiva, educada y próspera.

Al intervenir este sábado 10 de marzo en el programa Casa Abierta, el jefe de Estado reafirmó el compromiso irreductible de su gobierno de garantizar a todos los salvadoreños el derecho a educarse, y llamó a todos los sectores sociales de la nación a sumarse a este esfuerzo que ya involucra a instituciones, organizaciones, iglesias, empresas privadas y decenas de miles de voluntarios.

“Necesitamos sensibilizar a todo el país con esta tarea y con la idea de que El Salvador alfabetizado es posible” (…) “necesitamos ampliar esos entendimientos, esas alianzas, convencer a muchos sectores de que hay miles y miles de ciudadanos y ciudadanas que no saben leer y escribir, y que hay que buscarlos”, enfatizó.

En ese sentido, agradeció el aporte de gobiernos locales, medios de comunicación, artistas, representantes del sector empresarial, gremios de maestros, ministerios, gobiernos extranjeros e instituciones internacionales, a esta campaña para declarar a El Salvador libre de analfabetismo.

Expresó, asimismo, que este empeño va más allá de enseñar el mundo de las letras y los números a aquellas personas que, por diversos motivos, no tuvieron la oportunidad de aprender, sino que “hay que motivarlos a continuar su proceso de aprendizaje, ya sean jóvenes o adultos, en las modalidades de educación flexible, que son programas del Ministerio de Educación”.

El Presidente salvadoreño explicó que como parte del impulso a este esfuerzo educativo, se inició en los 14 departamentos del país el proceso de organización de los círculos de alfabetización, así como de las comisiones departamentales y municipales, y se juramenta a miles de alfabetizadores voluntarios, protagonistas fundamentales de esta tarea.

Acompañado de la Primera Dama, Margarita Villalta de Sánchez, expresó la gratitud también a los artistas que ponen su talento y energías al servicio de la noble y necesaria tarea de impulsar este gran esfuerzo educativo, y reconoció especialmente el aporte de Pescozada, el compositor Edwin Portillo y la agrupación Matices, así como de Musa del Sol.