Print Friendly

Los programas de prevención de la violencia puestos en marcha por el gobierno están devolviendo la convivencia y la esperanza de vivir en armonía a las comunidades priorizadas en el Plan El Salvador Seguro (PES), confirman los testimonios de los protagonistas de iniciativas como Actívate por la Convivencia.

Esos éxitos en el trabajo por la seguridad ciudadana fueron expuestos por jóvenes y autoridades en el programa Casa Abierta este sábado 4 en la ex Residencia Presidencial, convertida por el presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, en sitio de encuentro con la sociedad y de promoción cultural.

La recuperación de espacios públicos, la anulación de fronteras impuestas para dividir comunidades con un mensaje de muerte, el desarrollo de actividades deportivas, culturales, recreativas y nuevas formas de convivencia entre las familias forman parte de esa nueva realidad que nace en un parto difícil y complejo en esas comunidades.

El presidente Sánchez Cerén tras escuchar la experiencia sobre el retorno a la convivencia mediante el deporte en una comunidad de Zacatecoluca expresó que ya hay un camino, “que necesita recursos, está bien, pero es más fuerte la voluntad y la fuerza interior para si hay algo bueno, hay que continuarlo”.

“Yo les digo que nosotros no nos vamos a echar atrás con los programas, los vamos a continuar”, aseguró el líder de la nación. “No va ser el interés de unos pequeños grupos los que va detener el compromiso de nuestro gobierno y de todo el país por mejorar y darle progreso a este país”, subrayó.

La alcaldesa de Cojutepeque, Guadalupe Serrano de Martínez, recordó que su municipio fue el primero en poner en marcha el Plan El Salvador Seguro, que calificó de una bonita relación de trabajo con el gobierno y experiencia que van disfrutando “porque vamos viendo los logros”.

“Uno no puede retroceder un paso cuando hemos visto que hemos dado dos o tres hacia adelante, hemos comenzado a trabajar en un plan, más que un plan en una necesidad del país, en una necesidad donde tenemos que darnos el todo por el todo sin ver la barrera política”, dijo.

“Aquellos que no se quieren sumar, aquellos que no quieren ver, aquellos que no quieren ayudar, pues que nos dejen trabajar”, pidió.

Testimonios de los jóvenes del programa Actívate y de los alcaldes de Ciudad Delgado, Tomás Minero, y Soyapango, Miguel Arévalo, confirmaron, como expresó el Presidente, la existencia de un camino para la transformación del país.

Jaime Dagoberto Villacorta relató como gracias a las actividades de prevención desarrolladas han borrado una línea fatal, marcada por una calle, que dividía a la comunidad del cantón Espino Abajo, de Zacatecoluca.

“Ahora tenemos niños que nos acompañan esta mañana, que son de la parte norte y de la parte sur del Cantón El Espino Abajo y este programa los ha unido, ha unido a la comunidad”, contó.

Otra joven, Mallumy Guillén, relató que mediante el programa ha logrado cambiarse a sí misma y a personas de una de las colonias más estigmatizadas por la sociedad por el problema de la delincuencia en el municipio de Soyapango, donde vive.

“Yo no tenía una mentalidad de organizarme en mi comunidad para trabajar en beneficio de la misma, ahora la tengo yo y la tienen todos los jóvenes que estamos en el comité (de prevención de la violencia), afirmó.

Felipe de Jesús Santos, un líder comunal de Zacatecoluca y referente del futbol “en su cantoncito que tanto problema ha presentado” explicó que con los programas impulsados junto al INDES “aquel espacio de la cancha donde nosotros hacemos nuestras prácticas, pues hay un espacio de convivencia permanente ahí”.

“Realmente lo malo hubiera sido tal vez que nos quedemos siempre lamentando. Hemos estado luchando”, agregó.

El viceministro de Prevención Social, Roberto Flores Hidalgo, destacó que hemos generado en las comunidades estigmatizadas esa niñez que será el futuro y se “están dando pasos firmes con estos valores, a través del deporte, la cultura, la recreación”.

“Eso es lo que queremos ahora mostrarle a El Salvador que estamos trabajando por construir un país que alcance la felicidad, que alcance la paz, que las comunidades puedan convivir”, precisó el presidente Sánchez Cerén.

San Salvador, 4 de febrero de 2017