Print Friendly
  • La actual administración proyecta al final del quinquenio cambiar la matriz energética hacia la generación con fuentes renovables, beneficiando a la industria y favoreciendo la generación de empleos.

 

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén trabaja para elevar en un 15% la participación de la energía geotérmica en la matriz energética nacional, pasando del 25% actual a un 40% al final del quinquenio, informó el secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

Entrevistado en el programa Frente a Frente, transmitido por la Telecorporación Salvadoreña, el funcionario indicó que esta proyección forma parte de un esfuerzo mayor que busca cambiar la estructura de la matriz energética hacia fuentes renovables de generación.

“La expectativa es que al final del mandato nosotros dependamos en un 40% de la geotermia, pero además, que crezcamos todavía más en energía hidroeléctrica”, aseguró el portavoz de gobierno, añadiendo que “también se le está apostando a la producción de energía a base de gas, de energía solar y de energía eólica”.

Explicó que esta transición contribuirá a mejorar el dinamismo económico que el país ha comenzado a transitar, el cual, recordó, ha llevado a que la tasa de crecimiento en 2015 alcanzara cifras de entre el 2.4% y el 2.6%.

“Hay una apuesta firme, concreta, en generación propia de energía eléctrica, ¿por qué? porque eso es lo que nos va a permitir tener pilares sólidos para la industrialización del país, que esperamos se traduzca en más empleo, en más desarrollo y en más oportunidades económicas”, sostuvo.

 

San Salvador, 11 de enero de 2016.