Print Friendly
  • Para el gobierno los nexos que desvela la publicación de El Faro entre el partido de derecha y estos grupos criminales representan una amenaza a los planes de seguridad y son contrarios a los esfuerzos de unidad que realizan distintos sectores del país para superar el problema de inseguridad.

 

La necesidad de incrementar su caudal de votos en las pasadas elecciones presidenciales llevó al partido ARENA a sostener un diálogo y negociar con miembros de la Mara Salvatrucha y la pandilla Barrio 18, ofreciendo garantías que ponían en riesgo la seguridad de las familias salvadoreñas.

 

Así lo manifestó hoy el secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, en la entrevista El Salvador Ahora, espacio en el que resaltó la gravedad que representa para el país la relación del principal partido de oposición con estos grupos criminales, dado a conocer en el video publicado por el periódico digital El Faro.

 

“ARENA llega en esa coyuntura de rodillas ante las pandillas a decir que había recibido una derrota en esa primera ronda (electoral), por lo tanto necesitaba un acuerdo político para aumentar su votación”, aseguró el vocero gubernamental.

 

Asimismo, precisó que tanto el alcalde de Ilopando, Salvador Ruano, y el diputado Ernesto Muyshondt, quienes participaron en la reunión junto con miembros de  estos grupos criminales, no pudieron actuar por su propia cuenta, sino que el partido conocía y avalaba  estos encuentros.

 

“Nadie de un partido va a ir a buscar un trato con aliados de esta naturaleza si no tiene el aval del partido, se sabe por la grabación, de que hay recursos comprometidos de por medio, que hay demanda de dinero, cuántos miles, cuántos millones, qué cantidad, de dónde salió ese dinero, eso lo tiene que establecer la Fiscalía General de la República”, expresó el vocero del gobierno.

 

El señor Muyshondt no lo pudo poner de su bolsa, había una estrategia de partido para una segunda vuelta y obtener de donde sea un pacto con las pandillas para resolver su problema electoral de votos, agregó.

 

Reiteró que “una misión como esta no se la inventó una persona”, sino que  forma parte “de la estrategia que ellos habían situado para ese momento”.

 

Destacó la necesidad de investigar si la actual ola de criminalidad que vive el país corresponde o no a esa agenda política planteada en la reunión de miembros de ARENA con estos grupos criminales

 

“Cuál es la presunción, cuando uno ve la actitud de ARENA desde la Asamblea Legislativa de no aprobar ningún bono, ningún préstamo, ninguna iniciativa de ley que tenga que ver con la seguridad pública, y por otro lado, sabemos y conocemos de su agenda y de sus compromisos con las pandillas, lo menos que uno se puede imaginar es que tienen una estrategia para boicotear y sabotear a este gobierno”, dijo.

 

“ARENA es capaz de cualquier cosa para ganar una elección para confundir a la gente, es capaz de pactar con el diablo, de pactar con las pandillas para ganar una elección”, afirmó el secretario Chicas.

 

 

San Salvador, 15 de marzo de 2016.