Print Friendly

Un significativo retrato del mártir salvadoreño, monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, fue develado hoy por el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y la primera dama, Margarita de Sánchez, en la Residencia Presidencial, que ahora es un espacio de participación ciudadana y de contemplación artística.

La obra fue donada por el artista salvadoreño Augusto Crespín, quien afirmó durante el espacio Casa Abierta que la denominó “La Verdad Imbatible” , porque “la verdad no puede ser vencida”.

“La responsabilidad de los artistas es interpretar la historia de su pueblo, por esa razón yo le dediqué esta obra a monseñor Romero”, dijo el destacado pintor salvadoreño.

Calificó de histórica la iniciativa del presidente Sánchez Cerén de haber convertido la Residencia Presidencial en un espacio para que la población pueda apreciar el arte.

“La gente va a tener la oportunidad de profundizar en el pensamiento y la propuesta de monseñor Romero hacia el futuro de este país”, expresó Crespín en referencia al sitio en el que desde este día está expuesta su obra.

La develación de la pintura se realizó junto con un grupo de adultos mayores que esta mañana han compartido un desayuno y visiones sobre la realidad del país con el jefe de Estado.

El Presidente anunció que los sectores sociales que continuarán llegando a la antigua Residencia Presidencial podrán disponer de otro espacio que ha sido habilitado en la segunda planta, en el que se seguirán exponiendo obras de arte.

Tras agradecer a Crespín por la donación de la obra, invitó a los artistas plñasticos salvadoreños, que así lo deseen, a donar o prestar sus obras para que puedan ser expuestas en la Residencia.

“El propósito de abrir esta casa es continuar con espacios de participación para todos los salvadoreños. Nuestro gobierno quiere construir democracia dándole espacio a la ciudadanía y que la ciudadanía pueda expresarse y puedan ser conocidos sus planteamientos a nivel nacional, ya que este programa se trasmite a través de Canal 10 y ustedes pueden llegar a muchos hogares de El Salvador”, explicó el gobernante.

Desde el inicio de su mandato, en junio del año pasado, el Presidente decidió vivir en su casa familiar y dedicar la Residencia Presidencial para sostener reuniones con representantes de distintos sectores del país.

San Salvador, 17 de enero de 2015.