Print Friendly

Un total de 7.5 kilómetros destacan ahora por su construcción en concreto hidráulico y su completa señalización en la icónica carretera Panamericana, la vía más importante de El Salvador.

Esta longitud corresponde específicamente al tramo que de San Salvador conduce a Santa Tecla y viceversa, y que ahora se llama autopista General José María Cañas, denominada así en honor al militar salvadoreño considerado un héroe de la soberanía y la integración centroamericana.

La espera terminó y los miles de usuarios pueden desde hace unas semanas desplazarse con mayor rapidez a sus destinos a través de esta moderna autopista que representa un paso más al desarrollo que impulsa el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Sin embargo, para muchos el nombre de José María Cañas resulta desconocido. Pocos saben que fue un militar salvadoreño que, en aquellos años en que el sistema político de Centroamérica empezaba a configurarse tras la independencia del Reino de España, fue reconocido por su destacada labor al frente del ejército costarricense durante la Campaña Nacional de 1856-1857.

En esas fechas las naciones centroamericanas se enfrentaron y derrotaron al ejército del filibustero estadounidense William Walker, quien logró ser presidente de Nicaragua mediante unas amañadas elecciones y que finalmente fue expulsado del territorio.

Después del presidente y general Francisco Morazán, Cañas es el hombre más destacado de las gestas unionistas centroamericanas, según lo dijo el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, al explicar la denominación de la nueva autopista.

El general Cañas nació en Suchitoto, Cuscatlán, El Salvador, en 1809. Muy joven destacó en la carrera militar. Se formó en la naciente República Federal de Centroamérica, presidida por el general Francisco Morazán. A los 31 años, luego del patriótico intento por mantener unida a la República, llegó exiliado a Costa Rica con el grupo de altos jefes políticos y militares leales a Morazán.

En Costa Rica, Cañas organizó y armó el mejor ejército de Centroamérica. En todas las fases de la guerra se hizo querer mucho de las tropas por su humanidad y su trato cordial. En la Guerra Nacional contra Walker se reservó las labores más duras y sacrificadas.

Por sus cualidades militares y humanas, fue el jefe más querido por los oficiales y soldados del Ejército Nacional costarricense. El mismo Walker decía que Cañas era el mejor general de Centroamérica.

En 1859, al producirse el golpe de Estado contra el presidente de Costa Rica, Juan Rafael Mora, junto con él Cañas también fue desterrado a El Salvador, donde se reincorporó a los círculos liberales en el poder. Por su relevante historial pronto fue nombrado Comandante General del Ejército de El Salvador.

La transparencia, la dedicación y la ética eran parte de su filosofía, mismos principios que coinciden con la política de gobierno del presidente Sánchez Cerén, quien realiza un trabajo incansable por promover el desarrollo político, económico y social del país, a través de iniciativas que buscan llevar felicidad, justicia y equidad al pueblo salvadoreño.

La inversión en infraestructura es parte fundamental para el logro de dichos objetivos, por eso, a través del Ministerio de Obras Públicas (MOP), se están ejecutando una serie de proyectos que permitirán imprimirle competitividad a la economía del país a través de la construcción de modernas carreteras.

La autopista es solo una de las numerosas obras viales que impulsará el Gobierno en la presente gestión, ya que el plan quinquenal contempla ambiciosos proyectos que buscan ubicar al país como una de las regiones más avanzadas en Centroamérica.

“La modernización vial del Área Metropolitana del San Salvador continúa con los próximos pasos a desnivel a construir en el redondel Masferrer, redondel de las Naciones Unidas y en la autopista hacia el Aeropuerto Internacional Monseñor Romero. Todo esto convertirá a San Salvador en la ciudad más moderna de Centroamérica en términos viales”, anunció con optimismo el presidente Sánchez Cerén durante el acto de inauguración de la autopista.

Además, el gobierno impulsará otras iniciativas viales como la remodelación de la carretera del Litoral con el aporte del Fomilenio II; la remodelación de la carretera Panamericana y las autopistas y baipases de San Miguel y Puerto de la libertad.

“Desde el primer día de mi gobierno expresé que en nuestra visión programática, la inversión en la obra pública es fundamental y estratégica. Todos queremos ver un país  ordenado, cuya infraestructura sea moderna y funcional”, afirmó el mandatario.