Print Friendly
  • El viceministro de servicios de salud del MINSAL señaló que no es por falta de voluntad que aún no se ha garantizado el pago del escalafón correspondiente a 2017, sino por la situación económica que atraviesa el país.

 

La solución al desfinanciamiento del pago del escalafón del Ministerio de Salud (MINSAL) debe buscarse en las mesas de diálogo y no obstruyendo el derecho de la población a recibir atención médica, ha asegurado el viceministro de servicios de salud de esa institución, Julio Robles Ticas, quien rechazó el cese labores en distintos centros de salud protagonizado por trabajadores del ramo en la última semana.

“Nuestro llamado para los trabajadores es a que sigamos dialogando, nosotros tenemos 36 mesas de diálogo, una en cada hospital y una en cada región de salud, y una en el Ministerio de Salud, a sentarse y a presentar propuestas para poder abordar este tema, pero no es con la población que hay que desquitarse”, dijo el funcionario en el programa Gobierno Informa, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

Señaló que 10,322 consultas fueron suspendidas a raíz del paro de labores: 7,845 en hospitales y 2,477 en las unidades de salud.

“Se afectaron alrededor de 18 hospitales y además 65 unidades de salud”, denunció el viceministro.

“La ministra [Violeta Menjívar] ya dio instrucciones a todos los niveles locales que documenten todas estas faltas”, añadió.

El funcionario fue enfático en señalar que “la situación actual no es de voluntades, la situación actual es económica, no existen las posibilidades económicas”.

“Aquí la voluntad política no es cosas de voluntad de quererles dar el incremento, es cosa de finanzas, no hay dinero para incrementarles ese 8% que es el [escalafón] que tienen, que son 26 millones de dólares”, dijo.

Aseguró que el gobierno no desconoce el derecho de los trabajadores a obtener un incremento salarial, principalmente aquellos que ganan menos de 1,500 dólares al mes, que conforman más del 80% de la planilla laboral del MINSAL.

Ante esto, aseguró que la ministra trabaja junto a las autoridades del Ministerio de Hacienda y la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia para construir la posibilidad de garantizar un incremento a quienes ganan menos de 1,500 dólares.

Instó además a las organizaciones de trabajadores de salud a que dirijan sus acciones de protesta a las instancias correspondientes para dar una solución a la situación financiera que atraviesa el sector público.

“La exigencia está en que aquellos que están facultades para aprobar los préstamos que vienen a fortalecer las finanzas del Estado los aprueben y aquellos que bloquean toda iniciativa para poder favorecer las inversiones en nuestro país en materia de pública que no las bloqueen”, dijo.

San Salvador, 24 de septiembre de 2016 de 2016.