Print Friendly

Las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, informaron que a la fecha se han quemado 7,775 hectáreas en comparación a las 1,048 hectáreas quemadas en 2014, debido a los incendios forestales ocurridos en lo que va del año, por lo que hicieron un llamado a las municipalidades y población en general a contribuir en la prevención de incendios en el marco de la Alerta Naranja, declarada el 8 de marzo.

Entre las autoridades que hicieron el llamado estuvieron: el Ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial y Presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil, Arístides Valencia; Viceministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ángel Ibarra; Viceministro de la Defensa Nacional, General de División Jaime Leonardo Parada; Viceministra de Gobernación y Desarrollo Territorial, Daysi Villalobos; Director General de Protección Civil en funciones, Mauricio Guevara; Director General del Cuerpo de Bomberos, Mayor Joaquín Parada y el representante de la Policía Nacional Civil, Comisionado Leonel Rivera Lico.

El Ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia dijo que “hacemos un llamado a los gobiernos municipales para que organicen las Comisiones Municipales de Protección Civil y contribuyan al control y supervisión de la amenaza de incendios, asimismo, hacemos un llamado a la población a que evita la práctica de quema al realizar actividades agrícolas”.

El Titular dijo que “tenemos la potestad de sancionar un gobierno municipal si no cumple con la ley, además, podemos pasar a la aplicación de sanciones cuando se compruebe la acción de personas que propician incendios forestales. Debemos tomar conciencia del problema que estamos enfrentando y de los efectos que va a generar a nuestra economía y al país a nivel económico y ambiental. Analizaremos si es necesario aplicar la ley establecida, tanto en la Ley General de Protección Civil y el Código Procesal Penal”.

El funcionario explicó que “continuamos en una situación adversa a nivel climatológico, caracterizada por el fenómeno de El Niño que ya se desarrolla en toda la región centroamericana y el atraso de la estación lluviosa ha incrementado la ocurrencia de incendios. A esto se agrega la persistencia de vientos del norte, debido a las altas presiones”.

También, agregó que “hay una cantidad de prácticas que tienen que ver con la cultura agrícola como la quema de la tierra para prepararla para el cultivo de caña de azúcar y de granos básicos, que propicia condiciones para la generación de incendios forestales”.

El incremento de los incendios ha consumido 700 hectáreas de área forestal generando pérdida de especies de flora y fauna que son parte el recurso nacional, además de, 2,800 hectáreas del área de amortiguamiento ubicada alrededor de las áreas forestales; las cuales permiten delimitar la actividad agrícola del área forestal.

De 100 hectáreas de café, 65 manzanas resultaron afectadas y el resto eran cafetales abandonados en la zona del volcán de San Salvador y en el volcán Cacahuatique. Asimismo, se perdieron aéreas de cultivo en la finca El Carmen del Departamento de La Paz y en el volcán Tecapa del Municipio de Alegría del Departamento de Usulután.

Las autoridades del Sistema reconocen el involucramiento de las diferentes instituciones públicas y privadas que han contribuido a enfrentar los incendios, por lo que se están haciendo esfuerzos para dotar de más recursos como bombas de mochila y se ha hecho un uso más eficiente de los medios aéreos, los que han permitido trabajar en conjunto con las brigadas que trabajan directamente en los incendios controlando el total de los mismos, priorizando en los incendios que ponen en riesgo a las personas y sus bienes.

El Cuerpo de Bomberos de El Salvador, ha atendido un promedio diario de 22 emergencias a nivel nacional, de las cuales 12 son incendios en maleza seca y 7 incendios forestales, además de atender el resto de emergencias que le competen.

 

Informe de incendios a nivel nacional desde el mes de enero

La Dirección General de Protección Civil, informa a la población en general que, los incendios contabilizados desde el mes de enero en los 14 Departamentos, se desglosan de la siguiente manera:
 672 en maleza seca
 126 Incendios forestales, entre los que destacan en el Parque Natural Walter Deninger, Dulce Nombre de María en Chalatenango, Zona Protegida La Joya en San Vicente y alrededores del Volcán Chinchontepec.

Y dentro de la cifra anterior, se encuentran en el marco de la ALERTA NARANJA, emitida el pasado 8 de marzo, reportados un total de 94 incendios, divididos de la siguiente manera:76 en maleza seca, 16 incendios forestales y 2 incendios estructurales.

Se ha identificado que entre las principales fuentes originadoras de incendios se encuentran: Preparación de la tierra para siembra, Fuego en cañales, Quema de rastrojo, Quema de desechos sólidos, especialmente en las zonas urbanas; y estos se magnifican debido a que la tierra presenta condiciones de alta sensibilidad al fuego por falta de humedad y alta temperatura.

Entre las recomendaciones al Sistema Nacional de Protección Civil, se encuentran:

a) Se pidió que se activaran las Comisiones Municipales de Protección Civil y la respectiva Comisión Departamental de Protección Civil al iniciar un incendio que amenazara convertirse de grandes proporciones.
b) Para la primera respuesta deberían organizarse las comunidades y en caso los recursos municipales no basten se debería recibir el apoyo de los recursos departamentales y si es necesario también del nivel nacional.
c) Toda Comisión Departamental y Municipal de Protección Civil deberá contar con un mapa de incidencia de incendios en su jurisdicción, para sobre esa base mantener las acciones de monitoreo, patrullaje y vigilancia preventiva.
d) Las Comisiones Comunales de Protección Civil de zonas en las cuales haya historial de incidencia de incendios deberán integrar en sus planes para el período seco, las acciones de monitoreo, vigilancia y prepararse para tener capacidad de combatir los incendios así como para dar aviso ágil a las autoridades. Sólo en caso de tener preparación iniciar respuesta inmediata con sus propios medios buscando evitar que un conato de incendio se propague.
e) Las Alcaldías, a través de las unidades ambientales, deberán impulsar campañas de concientización para que la población evite hacer quemas sin control.

Las Comisiones Municipales que no siguieron la recomendación de activarse y que han sufrido incendios, se iniciarán los procesos que permite la Ley de Protección Civil.