Print Friendly
  • Cerca del 50% del presupuesto nacional está dedicado al desarrollo social, una muestra palpable de la prioridad del Gobierno de profundizar las acciones para superar el histórico problema de pobreza y exclusión que por décadas ha aquejado a grandes mayorías poblacionales en El Salvador.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén presentó hoy al país el informe del segundo año de gobierno en el área social, destacando el avance en el camino para construir una sociedad más educada, con más y mejores servicios de salud e inclusiva.

 

Acuerpado por los integrantes del Gabinete de Gestión Social e Inclusión (GGSI), el presidente comenzó su discurso enfatizando la importancia que su administración da a los planes, programas y políticas sociales, con el 46% del Presupuesto General de la Nación, alrededor de 2.231,8 millones de dólares.

 

Entre “los grandes objetivos que tenemos planteados en el Plan Quinquenal está desarrollar el  potencial humano de la población salvadoreña. Todos han expresado, tanto nacional como internacionalmente, que la riqueza más grande que tiene El Salvador son sus hombres y mujeres, son los ciudadanos y las ciudadanas”, dijo el presidente.

 

Añadió que por eso el Gobierno trabaja en “volverlo un capital de desarrollo del país”.

 

En este marco, las principales apuestas son desarrollar en nuestra niñez y juventud capacidades ciudadanas y productivas, así como un sistema de salud que avance en calidad, integralidad y universalidad.

 

Desatacó que en el marco de la visión de inclusión avanzamos en las construcción de una “sociedad equitativa e incluyente”, y por ello tienen especial atención en nuestro gobierno las mujeres, a través del programa Ciudad Mujer; la primera infancia, a través del ISNA y el MINED; los adolescentes y jóvenes,  a través del INJUVE.

 

Al profundizar sobre la primera infancia destacó que en su gobierno el país está dando pasos significativos en materia de educación inicial y fortaleciendo los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

 

De igual forma, desde el GGSI se trabaja a favor del sector de personas con discapacidad, así como por las veteranas y veteranos de guerra, a través del FOPROLYID.

 

Otro de los ejes transversales de las políticas sociales es el desarrollo de la cultura: “Impulsar la cultura como un factor de identidad y de cohesión social, pero también como parte del derecho que tiene nuestro pueblo de desarrollar su cultura”, dijo el jefe de Estado.

 

En esta área del gobierno, el presidente también enfatizó el trabajo y la visión de derechos a favor de las salvadoreñas y salvadoreños que están en el exterior, así como de sus familias.

 

Por su parte, la ministra de salud, Violeta Menjivar, al dar un informe detallado de los principales resultados de las políticas sociales, indicó que el “desarrollo social es nuestra principal apuesta y fortaleza”.

 

Remarcó, al inicio de su informe, que El Salvador registra avances en los indicadores de inclusión y desarrollo social, pues hay disminuciones de las históricas condiciones de desigualdad e inequidad que por años han aquejado a amplios sectores poblacionales.

 

San Salvador, 17 de mayo de 2016.