Print Friendly
  • El mandatario aseguró en su discurso del segundo año de gobierno que la economía ha experimentado avances relevantes en su gestión, centrada en generar desarrollo social a través de la bonanza económica.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén sostuvo durante su discurso del segundo año de su gobierno que en su gestión la economía salvadoreña se ha encaminado hacia un crecimiento sostenido, gracias a la apuesta de las políticas gubernamentales dirigidas al fortalecimiento de los sectores productivos.

 

“Avanzamos en este segundo año en la construcción de un país más productivo, con un modelo de crecimiento inclusivo, generador de empleos y oportunidades”, señaló el gobernante en su alocución en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa.

 

Aseguró que la más reciente cifra sobre el crecimiento económico del país, de 2.5% para el año 2015 -la tasa más alta de crecimiento de los últimos siete años-, indica que la proyección planteada por el gobierno de crecer a una tasa del 3% podrá alcanzarse.

 

“En el último año aumentó la inversión pública y privada, impulsamos la innovación y diversificación productiva, iniciamos la ejecución del FOMILENIO II, incrementamos las exportaciones y fortalecimos el poder adquisitivo de los hogares”, dijo el mandatario.

 

Añadió que con el Asocio para el Crecimiento y la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, gestionado con el gobierno de Estados Unidos, se están generando oportunidades de inversión y desarrollo para el país.

 

El presidente también apuntó los logros referidos a heredar al país una matriz energética más limpia, coherente con su visión de sentar las bases de un modelo de desarrollo sostenible.

 

“Apostamos por la generación de energía  limpia y renovable como la solar, la geotérmica, el gas natural, y la expansión de las hidroeléctricas 5 de Noviembre y 15 de Septiembre”, afirmó.

 

El jefe de gobierno también hizo referencia a los proyectos de inversión para el desarrollo logístico, la conectividad y la elevación de los estándares de calidad de la obra pública.

 

Dentro de estos  destacó  los trabajos de expansión y modernización del Aeropuerto Internacional Monseñor Oscar Arnulfo Romero; la construcción del corredor logístico Acajutla-Sonsonate, la ruta binacional Chalchuapa–Jerez y la modernización de carreteras y caminos rurales.

 

Además, hizo énfasis en los esfuerzos dirigidos a fortalecer la agricultura salvadoreña y garantizar la seguridad alimentaria. En ese sentido, señaló que la acción gubernamental permitió garantizar el abastecimiento de alimentos y la estabilidad en sus precios pese a la sequía que, por cinco años consecutivos, ha golpeado al país.

 

Detalló que su gobierno ha distribuido de forma anual más de 500,000 paquetes agrícolas para la siembra de maíz y 167,000 de semillas de frijol.

 

“Los agricultores han contado con el apoyo del MAG y del Banco de Fomento Agropecuario, el cual atendió el 98 por ciento de los créditos para granos básicos con la tasa de interés más baja del sistema financiero”, expuso.

 

A estas acciones sumó el impulso a la renovación de la caficultura salvadoreña, entregando a los productores 7.4 millones de plantas  resistentes a la roya, cifra que alcanzará los 15 millones este año.