Print Friendly
  • Ambos mandatarios participan en la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, el organismo más grande en el mundo después de la ONU.

El presidente Salvador Sánchez Cerén sostuvo un encuentro fraterno y productivo con su homólogo de Bolivia, Evo Morales, en el que revisaron avances de los acuerdos bilaterales tras la apertura de la embajada de El Salvador en La Paz, Bolivia.

Los jefes de Estado expresaron su satisfacción por los logros más recientes en el fortalecimiento de las relaciones con la puesta en funcionamiento de la nueva sede diplomática y los acuerdos alcanzados en la reciente reunión de consultas políticas que identificó áreas y proyectos de cooperación, así como los mecanismos para acelerar las relaciones comerciales.
.
Durante el encuentro, en el que también participó el canciller Hugo Martínez, los presidentes conversaron sobre los proyectos definidos para intercambiar experiencias en geotermia y gas natural.

El Salvador ha trazado una ruta para cambiar la matriz energética, sustituyendo poco a poco la producción con combustibles por otras formas amigables con el medio ambiente, con lo que se busca bajar los precios de la energía, la sostenibilidad de la industria y contribuir a la desaceleración del cambio climático.

La reunión se realizó en un ambiente de mucha cordialidad en el marco de la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, que concluye hoy en isla Margarita, Venezuela.

La embajada salvadoreña en Bolivia abrió sus puertas el 7 de septiembre, con lo que se cumplió lo anunciado por ambos presidentes en un su encuentro del 5 de marzo pasado, sostenido en Venezuela.

El presidente Sánchez Cerén afirmó, durante el programa Gobernando con la Gente realizado a principios de este mes en San Martín, que “Bolivia es ahora una economía muy dinámica. Podemos buscar mayores acuerdos de cooperación a través de la nueva embajada y trabajar en un mejor intercambio comercial”.

Este acercamiento permitirá que “los productos salvadoreños puedan venderse y nosotros podamos comprar también productos de Bolivia, así como que el capital boliviano pueda invertir en el país”, señaló el mandatario.

San Salvador, 18 de septiembre de 2016.