Print Friendly

Estamos por terminar el año 2015 y es momento de hacer un balance sobre los avances que hemos realizado y las perspectivas para el Año Nuevo.

Al finalizar este año abrazamos la esperanza porque hemos avanzado en  la economía, los programas sociales, en la democratización de las formas de gobernar.

En este 2015 dimos pasos firmes hacia El Salvador productivo, educado y seguro con el esfuerzo de todas y todos. Quiero resaltar algunos factores que nos permiten cerrar este año con optimismo y confianza.

*******

Durante este año la economía mostró un mayor dinamismo y se mantiene por la senda del crecimiento, lo que ha permitido mejorar las expectativas de desempeño económico y empleo para el final de este año, 2016 y el mediano plazo.

En 2014 la economía creció un 2.0 por ciento, una cifra superior al promedio de los últimos años, mientras que para el 2015 se proyecta un crecimiento del 2.4 por ciento impulsado principalmente por la industria manufacturera, de acuerdo con las previsiones del  Banco Central de Reserva.

El consumo de los hogares se ha visto favorecido por la mejora de sus ingresos, como resultado de un aumento de los salarios reales que a agosto 2015 muestran un crecimiento de 7.2 por ciento respecto a 2014. A ello se suma un crecimiento de las remesas familiares en 2.5 por ciento hasta octubre de este año acumulando un total de $3,519.5 millones.

Otro factor que favorece el consumo es el proceso deflacionario que ha experimentado el país en 2015, pues a octubre 2015 se registra una inflación de -0.2 por ciento, gracias a la estabilidad en los precios.

Esta baja de precios se ha visto favorecida por la caída en el precio del barril de petróleo en el mercado internacional, hecho que tiene un impacto directo en los costos del galón de diesel y la gasolina así como en el costo de la energía eléctrica.

Otro dato alentador es el comportamiento de las exportaciones, las cuales en los 10 primeros meses del año acumulaban un aumento de 5.6 por ciento, el mayor de Centroamérica.

Es positivo que este aumento es impulsado principalmente por las exportaciones tradicionales, es decir, nuestro café, nuestra azúcar, que elevaron sus ventas a otros países en 26.7 por ciento, que incluyen por primera vez la exportación de aproximadamente 100,000 toneladas de azúcar cruda a la República Popular China, un nuevo y promisorio mercado por un valor de 35 millones de dólares.

Las importaciones  muestran una contracción como consecuencia del menor costo de la factura petrolera, que al mes de octubre registra un ahorro por un valor de 318 millones de dólares, con lo cual el déficit comercial se redujo en 305 millones de dólares. Sin embargo, se ha registrado un incremento importante en las importaciones de insumos y bienes de capital en la industria manufacturera y el transporte.

Nuestra política de abrir oportunidades a la inversión extranjera permite que esta sea equivalente este año al 13.9 por ciento del Producto Bruto Interno, y las perspectivas son  favorables para 2016, pues uno de los proyectos, FOMILENIO II, tiene programado invertir 125.3 millones de dólares en infraestructura logística en la franja marino-costera.

Así, El Salvador es uno de los tres únicos países latinoamericanos, junto a Honduras y Panamá,  donde hubo este año crecimiento de la Inversión Extranjera Directa, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La generación de empleo tuvo también un comportamiento positivo y entre enero y agosto de 2015, fueron generados 6,896 puestos de trabajo, de los cuales 4 mil 727  corresponden  al sector privado y 2 mil 169 al sector público.

El crédito productivo desembolsado a noviembre por el sistema financiero asciende a 1 mil 168 millones de dólares el cual se ha destinado a apoyar al sector industrial, sector agropecuario y sector construcción.

A ello se suma que el sector social ha continuado fortaleciéndose con el desarrollo del Sistema de Protección Social Universal y la incorporación de nuevos programas.

 

******

Este año hemos contribuido a la tranquilidad de millones de familias salvadoreñas, especialmente de los sectores de menores ingresos, con el mantenimiento de subsidios al gas, la electricidad, el agua y el transporte, entre otras ayudas.

La educación es una de nuestras principales prioridades. Por eso hemos realizado avances significativos en cuanto a la mejora de la calidad educativa a través del fortalecimiento de la calidad y desempeño de nuestros docentes.

Iniciamos el Plan de Formación Docente y hasta la fecha se han formado 20,290 maestros y se han capacitado 1,500 docentes especializados.

Otro programa que aporta a ese objetivo es la entrega del paquete escolar, ampliado este año a 146 mil 997 estudiantes de bachillerato, con lo cual propiciamos también la generación de miles de empleos y beneficiamos a miles de micro y pequeños empresarios y artesanos.

También estamos dando un salto adelante en la educación con el programa de entregas de computadoras a los centros escolares, gracias a la generosa donación de la Fundación Alba.

Asimismo, miles de personas han aprendido a leer, escribir y hacer cálculos matemáticos con el Programa Nacional de Alfabetización.

En cuanto a la consolidación del Sistema Nacional de Salud, continuamos avanzando en el mejoramiento de la infraestructura sanitaria y el aumento en la disponibilidad de medicamentos.

******

El 2015 ha sido un año de pasos firmes para garantizar tranquilidad a las familias salvadoreñas, con un efectivo combate a la criminalidad, gracias al trabajo de la Policía Nacional Civil y el apoyo de la Fuerza Armada.

El fortalecimiento y despliegue de la Policía Comunitaria, filosofía en la que ya se capacitó a un 81% de la plantilla policial, ha permitido a la Policía Nacional Civil alcanzar excelentes experiencias en su relación con la comunidad.

Las medidas del Plan El Salvador Seguro ya están en marcha, con un enfoque integral, asumiendo la seguridad como tarea de todos.

El Plan El Salvador Seguro es uno de los frutos que ha dado el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana. Asimismo el diálogo y la concertación de propuestas nos han permitido concretar una contribución especial para la seguridad.

Este año también nos hemos enfocado en el fortalecimiento de las capacidades de las instituciones de seguridad. Entregamos 196 vehículos a la PNC. Además, 37 motocicletas, 4,500 chalecos antibalas, 2,000 armas y municiones.

Igualmente respaldamos el trabajo de los grupos de la Fuerza Armada que apoyan las tareas de seguridad junto a la PNC con la entrega de 47 vehículos.

Aprovecho para rendir tributo a los agentes y soldados caídos en el cumplimiento de su deber y reafirmo que sus familias no quedarán desamparadas.

Gracias a la generosidad de nuestra gente, con su contribución al financiamiento de los planes de seguridad, mejoraremos los ingresos de nuestros policías y soldados, además de proporcionarles más equipos y armamento para mejorar su capacidad.

En el 2015 seguimos trabajando por una democracia que lleve bienestar a la población y ser efectivamente un gobierno del pueblo y para el pueblo.

Se han consolidado programas para impulsar un gobierno participativo y en contacto directo con la población. Destaco el Festival para el Buen Vivir y los programas Gobernando con la Gente y Casa Abierta, todos destinados a escuchar y cumplir las demandas de nuestro pueblo.

Nuevamente, reafirmo nuestra disposición a mantener el diálogo y la concertación entre el Estado, la sociedad y el sector privado. El trabajo del Consejo Nacional de Seguridad se ha convertido en un referente para todos los sectores del país. En esta misma línea se crearon el Consejo Nacional de Educación y el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

******

Las proyecciones para el 2016 son alentadoras. Hemos hecho avances pero también tenemos muchos retos, que enfrentaremos dando seguimiento a los programas estratégicos de nuestro Plan Quinquenal.

En cuanto al empleo y oportunidades para los jóvenes, se ha completado el diseño conceptual y operativo del Programa de Empleo y Empleabilidad Joven.

Se han establecido las coordinaciones con los gobiernos locales de tres municipios clave para iniciar la implementación del Programa el próximo año.

Seguiremos adelante con el programa un niño, una niña, una computadora. Nuestra prioridad para el 2016 será equipar a 1,177 centros educativos que aún no tienen  computadoras. Asimismo, continuaremos con la capacitación de docentes en el uso de tecnología.

Otra de nuestras proyecciones es el desarrollo del programa Viviendo más y mejor. Esperamos que en el primer semestre del próximo año contemos con la aprobación del préstamo para su financiamiento.

Continuaremos realizando acciones para convertir al Aeropuerto Internacional en uno de los mejores de la región. Seguiremos con el proceso de modernización y mejoramiento en la calidad del servicio a los usuarios.

También continuaremos con la ampliación del SITRAMSS. Se finalizará la construcción y se pondrá en marcha la terminal de integración de Soyapango.

En cuanto a la implementación de FOMILENIO II, tenemos grandes expectativas. Esperamos mejorar el clima de inversiones y poner en marcha nuevas iniciativas de asocio público-privado.

 

Amigos y amigas:

Terminamos el año 2015 con optimismo y confianza. Esperamos el 2016 comprometidos con seguir construyendo una sociedad más justa, democrática, incluyente y en paz.

Invito a todos los sectores de la sociedad a que sigamos trabajando unidos. En cada uno de nosotros está la responsabilidad de construir ese nuevo El Salvador que todos queremos.

Felicidades a todas y todos en esta Navidad y Año Nuevo. Muchas gracias.