Print Friendly

Este sábado 7 de marzo Quezaltepeque será sede de los programas de la Presidencia de la República: el Festival para el Buen Vivir y Gobernando con la Gente.

Esta es la primera vez que el Festival y Gobernando, programas insignias de la administración Sánchez Cerén, salen del gran San Salvador.

Ambos programas cultivan y son reflejo del nuevo estilo de gobernar cercano y de cara a la gente; son espacios en donde se practica el escuchar respetuosamente la diversidad de ideas, y se promueve el asumir compromisos para buscar juntos (comunidades y gobierno) soluciones a demandas sociales y transformar sustancialmente los territorios para ir transitando hacia una sociedad del Buen Vivir, con prosperidad, seguridad y armonía con el entorno socio-natural.

Quezaltepeque, a pesar de la belleza de sus paisajes, su rica historia y la bondad de su gente, es más conocido en el resto del país por las noticias sobre la inseguridad ciudadana que se difunden sobre el municipio.

El proceso de preparación del programa Gobernando con la Gente nos permitió entrar a una conversación amplia y franca con los y las quezaltecos, para conocer cómo ven a su municipio.

El desorden vial y los agudos pitos de moto taxis que aparecen por todas direcciones, la gente cruzándose de prisa las calles y una acelerada actividad comercial reciben a los visitantes al llegar a Quezaltepeque. Este caos y el fuerte calor de la tarde parece ser algo normal para sus pobladores; no lo es para los representantes de una decena de instituciones de gobierno y de la Presidencia de la República que arriban a la ciudad para participar en una reunión con representantes y líderes comunitarios para preparar el programa Gobernando con la Gente y el Festival del Buen Vivir.

Manejando con precaución, llamando por celular para pedir orientación o preguntado en alguna esquina, las instituciones se abren paso hasta llegar al centro escolar República de Nicaragua en donde unas 80 personas, puntualmente esperan su llegada para exponer los temas que quieren presentarle al presidente en el programa Gobernando con la Gente.

La lista de temas, demandas y problemáticas es extensa. Un buen número de directores de centros escolares del casco urbano plantean sus necesidades y también señalan los beneficios que están recibiendo sus alumnos con programas como los paquetes escolares, remodelación y construcción de aulas. Una joven señala la necesidad de espacios de recreación y apoyo al deporte. Directivos comunales piden reparación de calles y policía comunitaria. Un pastor señala la importancia de cultivar valores y disciplina en la niñez y juventud… Estos y otros temas importantes serán dados a conocer a todo el país este sábado cuando el programa salga al aire por Canal 10 y Radio Nacional de El Salvador, las señales piloto del programa.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén y su gabinete de gobierno tendrán la oportunidad de conversar sobre todos esos temas. De allí surgirá un equipo de seguimiento comunidad–gobierno para ir construyendo soluciones, priorizando intervenciones y planificando acciones realistas a corto, mediano y largo plazo. En estos encuentros gobierno–ciudadanos convergen demandas sociales históricas, temas urgentes acumulados en el tiempo por el abandono y desinterés de décadas de gobiernos alejados del pueblo y temerosos de una verdadera participación de la gente.

Las demandas sociales son y serán siempre interminables; las comunidades se desarrollan y avanzan encontrando con cada paso nuevas necesidades y retos. Los recursos del gobierno y de las comunidades / municipios nunca serán suficientes para cubrir y dar respuesta inmediata a todas las necesidades, y es ante esa tan conocida realidad que se impone la tarea de priorizar, planificar, consensuar, dialogar y tomar decisiones para actuar con responsabilidad en el uso de los fondos públicos, el dinero sagrado del pueblo como dice el presidente Sánchez Cerén.

Sin embargo, Gobernando con la Gente va más allá de ser simplemente un espacio para hablar de números y presupuestos. El programa Gobernando es una conexión con la gente, es compartir sueños, es tomar la decisión de avanzar juntos, es realismo y sinceridad, es creer y tener esperanza, es trabajar juntos para seguir transformando El Salvador y profundizando los buenos cambios.

En la reunión con las comunidades y sectores sociales de Quezaltepeque, en la medida que van presentándose las demandas y necesidades, también va dibujándose cómo los quezaltecos quieren que sea su municipio. Este dibujo que va apareciendo es uno de los momentos más valiosos de Gobernando con la Gente; esto es algo que la gente no verá en televisión o escuchará por la radio durante el programa, pero es una pieza de información colectiva que va aclarándose y penetrando la mente y el corazón de muchos líderes y liderezas del municipio, de hombres y mujeres que trabajan por el bienestar de su gente y que quieren que El Salvador sepa que Quezaltepeque es más que una bitácora de noticias sobre homicidios e inseguridad ciudadana.

El proceso de preparación, celebración y seguimiento del programa Gobernando con la Gente nutre la inteligencia colectiva de las comunidades y contribuye a visualizar el horizonte de convivencia, bienestar y desarrollo al que aspiran. El programa Gobernando humaniza y hace más solidario al gobierno y sus instituciones; le derriba cualquier burbuja que quiera alejarlo del pueblo, a quien se debe y a quien siempre tiene que escuchar y rendir cuentas.

Al acercarse el fin de la reunión preparatoria del programa, la Gobernadora del departamento de La Libertad, los equipos de la Presidencia de República: Participación Ciudadana, Comunicaciones, los equipos técnicos de producción y los representantes de ministerios y autónomas que participan en la reunión han escuchado de las y los quezaltecos esbozos, postales, del horizonte al que aspiran algún día llegar como municipio y por el que han asistido a la reunión para sumarse a Gobernando con la Gente, rescatando sus tradiciones e historia, valorando sus paisajes y recursos naturales, dinamizando la producción, heredando un entorno seguro y próspero a las nuevas generaciones:

“Quezaltepeque creemos que puede ser una ciudad ordenada, con un limpio y moderno mercado para así apreciar el centro histórico, el aumento de la demanda escolar nos obligará a construir más aulas y contratar más docentes, por nuestra ubicación estratégica podemos albergar un Instituto Tecnológico que ofrezca formación a jóvenes de toda esta zona y que abra oportunidades de superación para jóvenes de las áreas rurales, es importante mejorar las calles a los cantones Girón y Platanillos, esta última es la que conecta con el importante sitio arqueológico Las Marías.

Para desarrollar el turismo, nos gustaría convertir la vieja estación del tren, que aún se conserva en bastante buen estado, en un museo café, conectar el proyecto de la estación con una remodelación del parque Morán y la plaza frente al calvario, convertir toda esta zona es un polo de atracción turística y sano esparcimiento.

Quezaltepeque tiene una gran herencia de artesanos, nosotros vamos a mejorar y exportar nuestras artesanías y vamos a evitar que desaparezca la alfarería. Todo esto creará empleo para jóvenes, nuevas oportunidades.

Un proyecto estratégico es cuidar y potenciar los recursos y la belleza del balneario la Toma. Queremos hacer una ciclovía que conecte desde la ciudad hasta la Toma, iluminada, bien señalizada, donde podamos de forma segura salir a caminar, correr o andar en bicicleta. Imagínense, en los días más calurosos, que pudiéramos irnos a refrescar a la Toma, hay que hablar con MITUR para remodelar el balneario, son creo unas 80 manzanas que tenemos que proteger, allí hay importantes reservas de agua de calidad y nosotros las vamos a cuidar, vamos a hablar con MARN para lograrlo y la alcaldía tiene que regular el uso de esas tierras para poder conservarlas.

Podemos ser un pueblo que atraiga turismo, estamos cerca de la capital, vamos a atraer más inversión y crear empleo aquí mismo. En las colonias que están en pleno desarrollo vamos a llevar la policía comunitaria y trabajar con la niñez y juventud en riesgo, con INJUVE vamos a potenciar los programas para la juventud.

Podemos mejorar mucho si trabajamos juntos y si sabemos a dónde queremos llegar” (La Comunidad).