Print Friendly

El Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, destacó hoy que las bajas que se han registrado en el precio de la energía eléctrica y los combustibles, así como el aumento al salario mínimo, que entró en vigor el 1 de enero, son hechos importantes en el comienzo de un año en el que el gobierno apostará aún más al crecimiento económico.

Previo a la reunión que sostuvo el Gabinete Económico y Financiero con el presidente Salvador Sánchez Cerén, Lorenzana manifestó que el país cuenta con los precios más bajos en gasolina en la región centroamericana, lo cual se ha traducido en un ahorro de alrededor de $250 millones para las familias salvadoreñas, permitiéndoles mejores oportunidades de  adquisición de otros bienes o servicios.

Asimismo, explicó que a partir del 1 de enero se registró un incremento del salario mínimo del 4%, que ayudará a que las familias salvadoreñas más pobres dispongan de más recursos económicos para invertir en sus principales  necesidades.

El Secretario informó además que desde el próximo 15 de enero habrá una disminución en la tarifa de energía eléctrica de 10.9 %.

“Nosotros creemos que todavía es posible bajarlo al 15%, pero hoy por hoy los números a los que hemos arribado andan alrededor del 11% y, sin duda, así como van las cosas, en abril tendríamos una disminución adicional del 5%”, dijo Lorenzana.

Explicó que luego de la negociación entre CEL y ENEL, con la cual se puso fin a este litigio,  El Salvador se prepara para más inversiones en generación de energía eléctrica geotérmica.

“El país produce el 25% de la energía en base a la geotermia, queremos que en este quinquenio lleguemos a producir energía geotérmica que cubra el 40% de la oferta nacional, esa es nuestra meta estratégica”, expresó.

San Salvador, 9 de noviembre  de 2015.