Print Friendly

 

  • El gobierno ha sentado las bases de una estrategia de seguridad con visión integral, que para este año necesita una implementación más efectiva para combatir la violencia y rescatar los territorios.

 

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, está comprometido con lograr una mayor efectividad de los planes de seguridad que permitan el rescate de los territorios asediados por la violencia y devolver la tranquilidad y convivencia a las familias salvadoreñas.

 

En este sentido y tras juramentar a los nuevos titulares del Ministerio de Justicia y Seguridad y la PNC, explicó  que el nombramiento del comisionado Mauricio Ramírez Landaverde y el ingeniero Luis Roberto Flores Hidalgo como  ministro y viceministro de Justicia y Seguridad Pública, respectivamente, así como del comisionado Howard Cotto Castaneda como director de la PNC, obedecen fundamentalmente a lograr que las fases contempladas en el Plan El Salvador Seguroarrojen resultados más expeditos.

 

“Uno de los énfasis para este año es que queremos garantizar mayor efectividad en la persecución y desarticulación del delito. Necesitamos seguir desarticulando a las pandillas, cortar el vínculo que tienen con el narcotráfico”, dijo el mandatario a la prensa reunida en el salón de honor de Casa Presidencial.

 

Precisó que, como segundo componente, la estrategia contempla el control de los territorios, lo cual ya está siendo implementado en diez municipios identificados como prioritarios por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), a los cuales se suman sumar 16 municipios más.

 

“Necesitamos consolidar esos 10 municipios y necesitamos un mayor control de territorio, no solo disminuir los homicidios, esto es otro de los esfuerzos. Haremos un mayor control en esos territorios donde estamos actuando integralmente”, aseguró el estadista, quien desde el primer Consejo de Ministros del año, el pasado 6 de enero, había anunciado cambios en el gabinete.

 

El jefe de Estado explicó que el tercer componente está centrado en implementar el plan de la prevención, para lo cual es indispensable fortalecer la red interinstitucional.

 

Aseguró que bajo esta visión  de trabajo, se gestionará una reunión con la comisión de seguridad de la Asamblea Legislativa, para promover la pronta aprobación de la Ley de Prevención y Rehabilitación presentada por el Gobierno.

 

“No estamos en la lógica del manodurismo (en referencia a los planes Mano Dura y Súper Mano Dura que implementaron gobiernos de ARENA en el pasado), del irrespeto a los derechos humanos, no estamos en la lógica de negociar con las pandillas. Buscamos desarticularlas, y fortalecer la red social. La prevención va dirigida a la familia, la sociedad, y tenemos que hacer un mayor esfuerzo de fortalecer la red interinstitucional”, dijo.

 

En su mensaje, el mandatario descartó realizar otros cambios en su gabinete, y aseguró que a través de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia, se realizará diagnósticos permanentes sobre el cumplimiento de las metas establecidas en materia de seguridad y combate a la criminalidad, así como el resto de áreas de la administración pública.

 

San Salvador, 22 de enero de 2016.