Print Friendly

El canciller de la República, Hugo Martínez, en representación del presidente Salvador Sánchez Cerén, afirmó esta noche, ante la XXIV Cumbre Iberoamericana, que la región avanzará al desarrollo si se dedican más esfuerzos en la educación, la innovación y la cultura, ejes centrales de las discusiones que se realizan en Veracruz, México, como parte de este importante encuentro.

“A lo largo de la historia humana, la educación ha sido, en definitiva, el factor más importante para el desarrollo humano, individual y colectivo. La innovación es, asimismo, lo que nos permite convertir los retos en oportunidades y la cultura el fundamento que nos ayuda no solo a consolidar lo que logramos en la educación y la innovación, sino también a guiar las mismas en valores, principios e ilusiones para un mejor futuro”, dijo el jefe de la diplomacia salvadoreña.

En su intervención, el canciller salvadoreño aseguró que la innovación no es, solo una cuestión de voluntad, sino un ejercicio decidido que combina inversión, políticas públicas asertivas combinadas con recursos humanos y financieros.

Martínez fue delegado por el Presidente de la República para representar al país en esta  importante Cumbre,  debido a una leve descompensación que sufrió este día, por lo que decidió guardar reposo.

El representante del mandatario destacó  que el desarrollo de Iberoamérica debe ser parte constructiva de un proceso de transformación donde resulta prioritario seguir trabajando en el proceso de renovación de la Conferencia Iberoamericana, así como de la reestructuración de su institucionalidad.

Agregó que en El Salvador se ha impulsado una nueva forma de desarrollo enfocado en lo social, “convirtiéndose en nuestra bandera la inclusión social, la lucha contra la pobreza, la promoción de los derechos humanos y la equidad de género”.

“Bajo esa visión, se está transformando el sistema educativo hacia lo que la sociedad salvadoreña verdaderamente requiere. A través de nuestro Programa de Gobierno El Salvador Adelante, estamos apuntándole a la educación de calidad en todos los niveles, con inclusión y equidad, con mejores prestaciones e incentivos para el magisterio y realizando además una mayor inversión en ciencia, tecnología e innovación”, aseguró.

El ministro Martínez reconoció el trabajo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en la puesta en marcha de programas estratégicos como el Plan Iberoamericano de Alfabetización, la promoción de la Alianza para la Movilidad Académica y el impulso al Proyecto Paulo Freire de Movilidad del Profesorado.

“Trabajar juntos en la consolidación de dichos programas es fundamental para que los mismos viertan los resultados por todos esperados”, dijo el funcionario.

Expresó además su satisfacción “porque este espacio ha depositado además la confianza en El Salvador para liderar, durante los próximos dos años, la Unidad Técnica del Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur, encomienda que esperamos llevar a cabo con el mayor de los empeños y poniendo a disposición nuestra humilde experiencia acumulada en este campo”.

Agregó que El Salvador está animado de ver cómo se empieza a caminar bajo un espíritu de trabajo articulado y de acción conjunta de los Organismos Iberoamericanos,  en una lógica de racionalidad económica por parte de la Secretaría General.

 

Veracruz, México, 8 de diciembre de 2014.