Print Friendly

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, en representación del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, dirigió este día el discurso del país en el 70° Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York.

 

El canciller resaltó los desafíos que representa la recién adoptada Agenda de Desarrollo 2030, por lo que enfatizó en la necesidad de una organización cada vez más democrática, más participativa y más eficaz y en trabajar en las reformas, especialmente en lo relacionado con el Consejo de Seguridad.

 

Las crisis económicas y financieras, los conflictos  alrededor del mundo y los desastres provocados por fenómenos naturales, “exigen  una genuina y sostenible transformación mundial que debe necesariamente incluir la reestructuración de la arquitectura financiera internacional, así como también el replanteamiento de los mecanismos de cooperación, para convertirlos en instituciones y mecanismos transparentes y eficientes que respondan a las necesidades del desarrollo humano”, dijo.

 

El canciller Martínez resaltó la importancia de que en el texto adoptado en la Cumbre para el Desarrollo se considere a los migrantes como un grupo vulnerable, así como su indudable contribución al desarrollo sostenible de los países en donde se ubican.

 

“Ante las diferentes crisis migratorias que enfrentamos no debemos de perder la perspectiva que se trata de seres humanos a quienes debemos garantizarles sus derechos y procurar su desarrollo”, señaló el canciller Martínez.

 

El Salvador hizo un llamado a la comunidad internacional, a las organizaciones involucradas en el tema migratorio y en la defensa de las personas migrantes y de los derechos humanos, en especial a la ONU, a que “asuman el reto con valentía y orienten las acciones de sus agencias, recursos y programas a fortalecer las iniciativas de cooperación en materia de migración internacional en todas sus facetas”.

 

En el discurso, el canciller destacó que El Salvador libra una batalla sin precedentes contra el crimen por medio de su plan El Salvador Seguro, que contiene, al igual que la estrategia de seguridad centroamericana, cuatro componentes que le brindan integralidad: prevención, persecución del delito, rehabilitación reinserción y fortalecimiento institucional.

 

“Estamos comprometiendo gran parte de los recursos nacionales en este esfuerzo, pero la dimensión de este reto nos hace acudir a la comunidad internacional para solicitar  su decidido y solidario apoyo para ganar esta buena batalla contra los grupos criminales que amenazan la tranquilidad de nuestras familias”, indicó el ministro Martínez.

 

El  Salvador reafirmó su apoyo, a través de personal militar y policial, en las Misiones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas y el respaldo de todas aquellas iniciativas que aseguren la participación de mujeres en los diferentes contingentes, conforme a lo dispuesto en la resolución 1325.

 

Asimismo, se congratuló del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y expresó su respaldo al levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.

 

Nueva York (EE.UU.), 3 de octubre de 2015.