Print Friendly, PDF & Email
  • En los primeros minutos de su mensaje a la nación, en el marco de su cuarto año de gobierno, el presidente Salvador Sánchez Cerén destacó la canonización del beato y obispo mártir salvadoreño.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, rindió hoy en el Congreso el informe del cuarto año de gestión de su gobierno, y resaltó la canonización de monseñor Óscar Arnulfo Romero como un mensaje de esperanza para la nación salvadoreña.

 

Este acontecimiento «fortalece la confianza de los salvadoreños en su presente y futuro», aseguró el primer mandatario.

  

«Somos herederos y custodios del legado humanista y profético de monseñor Romero, de su palabra viva y compromiso con la justicia, la verdad y su opción preferencial por los pobres», añadió Sánchez Cerén.

 

El beato salvadoreño será canonizado en Roma el próximo 14 de octubre.

 

 San Salvador, 1 de junio de 2018.