Print Friendly

Pareció un acto de magia: los globos anudados sobre las boquillas de cinco botellas se inflan solos ante la mirada atenta del presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, funcionarios del gobierno y medio centenar de educadores durante el programa Casa Abierta, este sábado 16 en la antigua residencia presidencial.

“No es brujería, es una reacción química”, explicó el profesor Donatiú Orantes, detrás de una mesa con el asombroso espectáculo que acaba de presentar junto a dos colegas en la ex residencia oficial, convertida por el estadista y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, en un espacio de encuentro con la sociedad y de promoción de la cultura.

Orantes y sus colegas hicieron el experimento como evidencia del proceso de transformación del sistema educativo salvadoreño, que está creciendo como una revolución desde los tiempos cuando el Presidente fue ministro ad honorem de Educación en el primer Gobierno del Cambio.

El programa Casa Abierta, que transmiten la televisión y la radio nacionales, estuvo dedicado al El Plan de Formación Docente, iniciado el 24 de enero de este año y que ya ha beneficiado a más de 21 mil maestros.

El joven profesor explicó que la experimentación forma parte del método de enseñanza de las ciencias creado por los educadores salvadoreños con un enfoque de que cada uno de los contenidos debe llevar una experiencia práctica.

“Enseñar ciencia, haciendo ciencia”, afirmó Donatiú Orantes.

La reacción provocada por la mezcla de vinagre con bicarbonato de sodio en el interior de las botellas, común y sencilla para cualquier químico, tiene profundas implicaciones relacionadas con la producción de sodas, champan y hasta el efecto invernadero y el calentamiento global, explicó Orantes.

El presidente Sánchez Cerén explicó los alcances del Plan: “Tenemos una meta muy ambiciosa, que es que toda la planta educativa, todos los maestros del país, pasen por el proceso de formación docente y buscar su profesionalización”, dijo.

Nosotros le prestamos una gran atención a que nuestras escuelas cuenten con acceso a la tecnología, pero la tecnología en función de mejorar la calidad educativa, poner ese conocimiento al servicio de nuestra juventud, de nuestra niñez, para mejorar su calidad educativa y fomentar su creatividad y su espíritu de emprendimiento, agregó.

“Educar es transformar la realidad”, subrayó el líder de la nación.

La profesora Ana Cecilia Masariego, del municipio de San Marcos, explicó en ese sentido que han logrado diseñar y construir con las matemáticas material didáctico y de apoyo que puede ser reutilizable en todas las asignaturas, incluso ha servido como base para proyectos de robótica.

“Nuestro deber como formadores, nuestro deber ser como docentes, es ser mejores cada día. No podemos esperar que el mundo cambie si nosotros no cambiamos, necesitamos arriesgar, necesitamos ser personas comprometidas”, afirmó.

El maestro Carlos Enrique Rodríguez, de Ciencias Sociales, relató las transformaciones que están desarrollando en la formación docente. “Nosotros nos hemos propuesto una cosa bien concreta, superar el dictado y que en los niños estén copiando del libro de texto… trabajar las ciencias sociales a partir de la resolución de problemas”, dijo.

Para el profesor Rodríguez el Plan de Formación Docente tiene otra virtud: “Está entablando una dinámica fundamental que es un legado importante de este gobierno y es que las transformaciones educativas, las transformaciones del currículo nacional, no se van a seguir haciendo de espaldas a nuestros maestros”.

San Salvador, sábado 16 de julio de 2016