Print Friendly
  • El presidente motivado por doña Margarita decidió no vivir en la suntuosa Residencia Presidencial y convertirla en un espacio de proyección cultural en donde ahora es una tradición el desayuno y la convivencia con distintos sectores sociales.

El pasado jueves, cuando se estrenó la obra “La cucarachita Martina pide la convivencia y la paz”, puesta escena por La Colmenita, el presidente confesó una de sus verdades más personales: “Quien me hace soñar es Margarita”.

 

Este sábado durante el primer Casa Abierta del año también exaltó el corazón de su amada esposa, al contar cómo fue el proceso para iniciar este espacio de diálogo y vivencia con sectores sociales.

 

“Margarita me convenció más porque me dijo: yo no quiero ir a vivir a esa casa, así es que ella también influyó en mi decisión”, explicó con sencillez el jefe de Estado, luego que Lourdes Sermeño, una de las tutoras de la Universidad en Línea le preguntará sobre Casa Abierta y la decisión de acercar al pueblo el arte de los más grandes artistas de la plástica salvadoreña.

 

“Yo soy maestro, soy maestro de aula, trabaje mucho tiempo en la parte rural y allí conocí a los niños y a las niñas y a los jóvenes, los jóvenes más alejados”, complementó el estadista.

 

Luego explicó que cuando llegó a ser vicepresidente y ministro de educación ad honoren “me propuse que lo primero  que había que transformar era la escuela, que la escuela había que llevar alegría, había que llevar juegos y pensé  en que en la cultura, el arte son espacios que forman también, no solo los conocimiento, sino también  el alma, el espíritu, la creación”.

 

“Por eso decidí primero en el Ministerio de Educación, junto con la Secretaría de Cultura, un programa que se llama Un Sueño Posible, que era volver nuevamente el tema del arte, la cultura y el deporte, porque se habían abandonado en las escuelas”, añadió el presidente.

 

Ya como presidente ha experimentado que en Casa Abierta a muchos les anima a llegar conocer la antigua residencia de los presidentes, pero también es muy importante la exposición pictórica que embellece las paredes de este inmueble estatal.

 

Quiero que este pueblo aspire también a demostrar su cultura, a expresarla a través del arte y para ello, consideró el gobernante, es importante conocer las obras de los más grandes artistas que han nacido en esta tierra.

 

San Salvador, 30 de enero 2016