Print Friendly, PDF & Email

El Presidente Salvador Sánchez Cerén, junto a la Primera Dama Margarita Villalta de Sánchez, encendieron  hoy en Casa Presidencial las luces que iluminaron el pesebre y el árbol de Navidad, dando de esta forma la bienvenida a estas festividades que unen a la familias alrededor del mundo.

 

La velada reunió a chicos y grandes, puesto que fueron invitados los funcionarios del Gabinete de Gobierno, todos los empleados y empleadas de Casa Presidencial y sus hijos e hijas, quienes en unidad fueron testigos de la alegría que caracteriza a esta época del año.

 

El coro presidencial del Buen Vivir deleitó a los invitados con famosos villancicos, y hubo además otras presentaciones culturales alusivas a la época.

 

En su mensaje, el mandatario manifestó que la colocación de árboles navideños es una invitación a la sociedad a fortalecer su vínculo con esta fuente de vida.

 

“Las luces con las que adornamos estas celebraciones encierran mucho significado, nos liberan de la oscuridad, fortalecen la esperanza y son un signo de alegría y confianza”, dijo.

 

Manifestó que esta época del año une a las personas y les permite compartir con familiares y amigos, por lo que hay que aprovechar al máximo estos días festivos y fortalecer los lazos de amor, fraternidad y convivencia.

 

“Practiquemos los valores que nos hacen más humanos, la generosidad, la humildad, la gratitud, es una oportunidad ideal para compartir y hacer de nuestro país un lugar mejor para todos”, aseguró.

 

Expresó que la misión de su gobierno es generar un desarrollo integral que beneficie a todos los sectores de la sociedad y mejore la calidad de vida de la población.

 

 

San Salvador, 3 de diciembre de 2018

 
Encendido de Luces (Navidad en Convivencia)