Print Friendly

El Salvador promoverá la justa aspiración de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) de vínculos efectivos, cooperación, crecimiento económico con equidad, justicia social y en armonía con la naturaleza para un desarrollo sostenible, durante su presidencia pro témpora del mecanismo integrador en 2017.

Precisamente avanzar en el proceso gradual de integración y promover el desarrollo económico y social de la región son dos de los objetivos principales de la CELAC, que recientemente celebró su V Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en República Dominicana.

Allí, El Salvador recibió la presidencia del organismo, integrado por 33 países, con el reto de profundizar la mezcla política, económica, social y cultural de los más de 640 millones de personas que habitan en América Latina y El Caribe, con respeto a su diversidad, democracia y derechos humanos.

Es precisamente esa responsabilidad la que llevó al presidente Salvador Sánchez Cerén a expresar en el cónclave que su país afianzará y dará continuidad al consenso y la dinámica que ha tenido la Comunidad desde su creación.

Nuestro compromiso con este foro es integral y estamos dispuestos a poner todo el empeño en continuar el camino que otros países hermanos iniciaron en Presidencias anteriores” afirmó el gobernante.

Ante los jefes de Estado y Gobierno reunidos en Punta Cana subrayó que la CELAC implica unidad y hermandad, respetando la diversidad, a fin de potenciar los intereses y buscar en conjunto, con una mayor presencia y fortaleza en otros espacios de nivel global, las justas aspiraciones de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

No cabe duda que los logros que hemos obtenido hasta hoy han sido posibles gracias a las experiencias ganadas y nuestros esfuerzos por llegar a consensos. Ejemplo de ello fue la proclamación de la región como zona de paz y libre de armas nucleares, en una realidad internacional con claras amenazas a la seguridad internacional”, manifestó el presidente Sánchez Cerén.

En sus palabras al recibir el mandato al frente de la CELAC también recordó el hecho de contar con un Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre, algo que consideró “un paso para garantizar ese derecho de nuestra gente a una alimentación de calidad”.

Significó que el encargo de consolidar a la Comunidad exige una visión estratégica capaz de fortalecer el proceso regional, que además proyecte avances y posicionamiento a nivel global, como una sola voz, de manera constante.

De ahí que invitara a la todos los países miembros a reafirmar su compromiso con la CELAC y a colaborar con El Salvador para llevar adelante este espacio.

Inmenso reto el de la nación centroamericana frente a una América Latina y el Caribe, con la mayor cantidad de materias primas estratégicas del mundo (bosques tropicales, biodiversidad, agua, minerales, hidrocarburos).

Además, es el espacio más megadiverso del planeta, según la categoría que ofrece el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, con el 40 por ciento de las especies animales y vegetales. Posee el área mayor de bosques que protegen la biodiversidad del mundo y cerca del 50 por ciento de los bosques primarios, los más importantes en especies y conservación (supera 663 millones de hectáreas).

Entre sus atributos se cuenta también el concentrar un tercio del agua dulce del planeta, 28 por ciento del total, con cuatro de los ríos más caudalosos, incluyendo al Acuífero Guaranía como reserva estratégica, a lo cual se suma un gran potencial energético por sus reservas petroleras, gasíferas y capacidades en áreas hidroeléctricas.

Pero a pesar de esas potencialidades y de haber logrado un éxito considerable en la reducción de la extrema pobreza durante la última década, sigue siendo una región con niveles altos de desigualdad del ingreso y de la distribución de la riqueza, que han obstaculizado el crecimiento sostenible y la inclusión social.

No por gusto el presidente Sánchez Cerén convocó a concretar acciones que permitan avanzar hacia una agenda de prosperidad inclusiva y humana, capaz de concertar esfuerzos e impulsar soluciones a las necesidades comunes y exigencias propias de los países de la comunidad.

En tal sentido recalcó la voluntad de su gobierno de trabajar por la paz y la seguridad internacional, el combate al crimen organizado transnacional, el financiamiento para el desarrollo, el comercio, el fortalecimiento del capital humano, la cooperación Sur-Sur y el cambio climático, entre otros asuntos.

Coincidimos, además, en la necesidad de promover un desarrollo sostenible, algo en lo cual El Salvador está sumamente comprometido, por ser uno de los 15 países que forma parte del programa de las Naciones Unidas para la implementación acelerada de la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible”, aseguró.

Redacción Presidencia de la República de El Salvador
@CELAC