Print Friendly

Queridos amigos y amigas periodistas, es un placer recibirlos con los brazos abiertos y tener la oportunidad de celebrar junto a ustedes este día. Quiero expresarles, en primer lugar, mi respeto y el reconocimiento a su labor, que es fundamental para consolidar la democracia en nuestro país.

Les he invitado a reunirnos con la finalidad de compartir y de hacer convivencia. Pues normalmente nos encontramos  en momentos de trabajo. ¡Y que oportuna la convocatoria en las vísperas de celebrar el día de su profesión!

Hemos avanzado en nuestro país en el derecho a la libertad de expresión y en los derechos que lo materializan como son el acceso a la información y la libertad de prensa.

Sin embargo, necesitamos cuidar y defender el derecho de información, de pensamiento y comunicación. Por eso, uno de los compromisos que he asumido en mi programa de gobierno es promover y defender este derecho, para lograr un ejercicio pleno de ciudadanía integral y efectiva. Por lo tanto, debo reiterarles que mis deseos serán siempre los de luchar para defender este logro que el pueblo salvadoreño ya ha alcanzado con la firma de los Acuerdos de Paz.

Debemos tener presente que las transformaciones democráticas exigen cambios, y que hay que comenzar por cambiar los valores culturales que reproducen manifestaciones violentas y estructuras represivas del pasado. En este punto, los periodistas y los medios de comunicación ejercen un papel fundamental como líderes de opinión y agentes sociales de cambio. Ustedes tienen en sus manos la responsabilidad de transmitir y fortalecer nuevos valores como la tolerancia, el respeto y la equidad.

Para nuestro gobierno, es importante construir buenas relaciones entre el pueblo y las instituciones, para garantizar que estas obedezcan verdaderamente a las necesidades de la gente, de las mayorías.

La democratización de las comunicaciones también es un punto relevante dentro de nuestro compromiso por defender la libertad de expresión y el derecho a la comunicación. Es importante transparentar los mecanismos de concesión de frecuencias, así como estimular la creación de nuevos medios, lo que permitirá terminar con el oligopolio de empresas televisivas y radiofónicas que limitan la pluralidad del pensamiento y la expresión.

Los medios de comunicación ejercen una influencia significativa en la configuración de los códigos culturales de la gente, por lo tanto este aspecto es fundamental para garantizar una verdadera transformación cultural.

Amigos y amigas periodistas, debo reiterarles que la libertad de expresión y de pensamiento en El Salvador no se encuentran ni se encontrarán amenazadas nunca durante mi gobierno, trabajaremos de la mano de Ustedes para lograr este objetivo.

El derecho a la libertad de expresión ha sido, desde el principio, un tema de vital importancia para este gobierno. Por lo tanto, nuestra intención es promover la tolerancia y el respeto de la libertad de pensamiento, así como la democratización de las comunicaciones para una sociedad más justa y equitativa. Sabemos que los medios de comunicación públicos, privados y comunitarios son parte de la fuerza cultural, que es la riqueza y el futuro de nuestro país, una fuerza que estamos seguros permitirá la transformación cultural para el buen vivir.

Quiero  invitarles, amigos periodistas, a que trabajemos juntos, que construyamos una alianza ayudando a la población para que pueda estar oportuna y debidamente informada, hablando con la verdad.

Nuevamente, felicito a todos y todas las periodistas en su día, y de igual manera les invito a continuar formando parte activa dentro de este proceso democratizador.

Ustedes tienen en sus manos la importante labor de informar y transmitir al pueblo la realidad, crear conciencia crítica y fortalecer esa libertad de pensamiento y de expresión por la que tantos salvadoreños hemos luchado.

¡Muchas felicidades!
¡Y sigamos adelante!