Print Friendly

Quiero saludar y felicitar a todos los miembros de la Fuerza Armada de El Salvador, en esta fecha tan especial en que celebramos el 191 Aniversario de su fundación y el Día del Soldado.

 

Como Comandante General de la Fuerza Armada y ciudadano, les expreso mi gratitud por su lealtad y fiel cumplimiento a la gran tarea de consolidar la paz y la democracia en nuestro país.

 

Su rectitud y el cumplimiento de la tarea que les demanda la Constitución de la República, de estar al servicio de la nación, les hacen herederos del pensamiento del prócer de la independencia, el General Manuel José Arce, quien en 1824, fundó esta institución.

 

Desde que inicié mi mandato visité Brigadas, Destacamentos, Comandos y Unidades Militares, para conversar directamente con ustedes, y constatar de primera mano las instalaciones, condiciones, equipamiento y cómo realiza su trabajo el personal.

 

Mi decisión es contribuir permanentemente al mejoramiento de las condiciones en las cuales ustedes desarrollan su estratégica tarea, desde la alimentación,  las instalaciones, como desarrollan su descanso y se recrean, hasta la modernización que nos imponen los nuevos tiempos.

 

En esas visitas, hablé con cientos de ustedes para escuchar sus preocupaciones, sus necesidades y propuestas.

 

Sabemos que es necesario continuar mejorando la infraestructura física de las Unidades Militares, las prestaciones para ustedes y sus familias, y también es fundamental modernizar el equipamiento, la educación y  el adiestramiento personal.

 

Les reafirmo mi confianza y respaldo. Hoy más que nunca, es digno de reconocer la labor importante que ustedes realizan apoyando firmemente acciones para asegurar la tranquilidad de las familias salvadoreñas.

 

Tengo el honor, en esta fecha también especial, de haber tomado la protesta constitucional a los 3 Generales de Brigada ascendidos el pasado mes de diciembre. De igual manera, felicito a los 36 coroneles y 3 capitanes de navío ascendidos en la misma fecha.

 

También felicito a los 147 jóvenes cadetes, en especial a las 20 mujeres jóvenes, que hacen hoy su juramento a la bandera.

Felicidades a todas las mujeres miembros de la Fuerza Armada por demostrar su valor y su capacidad.

 

Jóvenes cadetes, con este juramento asumen el compromiso de servir a la nación y defender la soberanía e integridad de nuestro país. Están llamados a siempre poner en alto el prestigio y reputación de la Fuerza Armada.

 

Hace 23 años los salvadoreños alcanzamos uno de los logros más importantes en nuestra historia: la firma de los Acuerdos de Paz.

 

La Fuerza Armada, y no me canso de repetirlo, ha sido una de las instituciones que han cumplido fielmente con los compromisos pactados, demostrando lealtad a la Constitución, capacidad de modernización y adecuación a los nuevos tiempos.

 

La Fuerza Armada es una institución comprometida con el bienestar integral de todos los salvadoreños. Brinda un decidido apoyo a la Policía Nacional Civil, a los Centros Penales, Servicios de Migración, Centros Escolares, Turismo, entre otros.

 

Quiero destacar la labor que desarrollan los 4 Comandos Especiales que operan en todo el país:

El Comando Zeus, que apoya a la PNC con más de 2 mil 800 elementos en 33 municipios de mayor peligrosidad.

 

El Comando San Carlos, asegurando los centros penales del país con más de  mil 260 efectivos.

 

El Comando Sumpul, que cubre 130 pasos fronterizos no habilitados para combatir el contrabando.

 

Y el Comando Águila que brinda seguridad a 651 Centros Escolares en las áreas más vulnerables.

Es importante destacar el apoyo que la Fuerza Armada ha brindado al Tribunal Supremo Electoral en el reciente período proceso electoral para brindar seguridad y confianza a la población.

 

También a otras instituciones como CEPA, y todo el apoyo que se le ha dado a los cafetaleros, a los cañeros para garantizarles seguridad en la recolección del café y de la caña.

 

Nos hemos planteado una clara estrategia para fortalecer el Sistema de Defensa Nacional.

Posicionar a El Salvador como un país integrado al mundo, aportando a la cooperación entre los pueblos y la paz internacional.

 

La Fuerza Armada realiza actividades terrestres, aéreas y navales en defensa de la soberanía e integridad del territorio nacional.

 

Otro factor importante es la profesionalización del personal militar. Hemos graduado a mil 330 elementos en cursos de postgrado, especialización y capacitación.

 

Asimismo, estamos fortaleciendo la capacidad de la Fuerza Armada con el adiestramiento de más de 6 mil elementos del ejército, de la Fuerza Aérea, naval y unidades de apoyo, entre otros.

 

De igual manera hemos fortalecido la capacidad operacional para casos de desastre mediante simulacros, con énfasis en la prevención y acciones de evacuación, integrado en el Sistema Nacional de Protección Civil.

 

Agradezco su apoyo para controlar los incendios forestales, evitar daños a personas, así como cuidar los bosques y áreas protegidas.

 

Por otra parte, quiero felicitarles por su destacada participación en misiones de Paz de las Naciones Unidas.

 

Me complace informar que durante este primer año de gestión gubernamental se han desarrollado mas de 8 mil 300 actividades de ayuda a nuestros hermanos en Haití y el Líbano.

 

También apoyamos Naciones Unidas con oficiales observadores en Sudan, Costa de Marfil, Liberia, Haití y Mali.

 

Quiero destacar también que ayer hemos enviado un contingente a la República de Mali.

 

En esta fecha especial reafirmo mi apoyo y respaldo a los hombres y mujeres de nuestra Fuerza Armada, que realizan misiones internacionales que nos han dado el reconocimiento como un país agradecido y solidario con el mundo.

 

En el ámbito nacional hemos alcanzado logros en el combate al narcotráfico, incautando importantes cantidades de droga, con el apoyo del Grupo Conjunto Cuscatlán.

 

La Fuerza Armada desarrolla obras de beneficio a la población a través de acciones cívicas y campañas médicas que han beneficiado a más de 19 mil personas de escasos recursos.

 

Estimados miembros de la Fuerza Armada:

Seguiremos cumpliendo el mandato constitucional de proteger la soberanía y la integridad del territorio salvadoreño.

 

Continuaremos desarrollando el adiestramiento militar y la educación, con énfasis en derechos humanos, igualdad de género y sensibilidad ambiental.

Seguiremos impulsando la integración regional, abordando desde una perspectiva centroamericana la migración y la violencia.

 

Continuaremos participando en la Comisión de Seguridad de Centroamérica adscrita al Sistema de Integración Centroamericana (SICA), y en las Conferencias de Fuerzas Armadas Centroamericanas, de Ministros de las Américas y Hemisféricas, para abordar conjuntamente las diferentes amenazas de la región.

 

Contribuiremos a la convivencia familiar, apoyando a los gobiernos locales, fomentando valores culturales, religiosos, familiares y deportivos.

 

Estamos estudiando y trabajando con los mandos de la Fuerza Armada y además con el Ministro de Hacienda y el Secretario Técnico del Gobierno para mejorar la infraestructura de las Unidades Militares, así como el equipamiento y adiestramiento del personal.

 

Igualmente, trabajamos por impulsar un sistema de pensiones justo, así como el fortalecimiento del Sistema de Sanidad Militar para garantizar el acceso a servicios de salud dignos para todos los miembros de la Fuerza Armada y sus familias.

Reafirmo el compromiso de mi gobierno de mantener y mejorar el Programa de Atención a Lisiados y Veteranos de Guerra de la Fuerza Armada, y sus familiares.

 

Pueblo salvadoreño:

Rendimos hoy el más sentido homenaje a los  miembros de la Fuerza Armada que en cumplimiento de su deber han entregado la vida. A sus familias, mis más sinceras condolencias y solidaridad.

 

Quiero decir que estas sentidas bajas no amedrentarán nuestro ánimo, ni disminuyen nuestros esfuerzos en el combate a la delincuencia. Esos crímenes no quedarán impunes.

 

La profesión militar implica riesgos, pero no hay tarea más noble y generosa que luchar por la paz y la tranquilidad de nuestro pueblo, garantizarles un ambiente propicio para el desarrollo económico y el bienestar.

 

Nuestra fuerza armada hará, a partir de los próximos días, otra contribución importante con el despliegue de Fuerzas Especiales de Reacción que apoyarán a la Policía Nacional Civil a garantizar a nuestra gente ese ambiente indispensable para una vida segura.

 

El desarrollo del país no es posible sin garantizar la Seguridad Ciudadana.

Necesitamos de una gran unión nacional que nos permita combatir la delincuencia de forma más eficaz.

 

El pueblo salvadoreño confía en nosotros.

 

Continuemos trabajando por el bien de nuestro pueblo. Sigamos engrandeciendo a esta noble institución, defendiendo a nuestro país, la integridad de nuestra gente, y librando los territorios de la violencia.

Gracias, hombres y mujeres de la Fuerza Armada por lo que hacen y harán en bien de nuestro pueblo.

 

Que Dios les bendiga.

Muy buenos días.