Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén escogió este sábado 10 de octubre a la “tierra de hombres fuertes” para ratificar que el gobierno y el país tienen claro el camino, el del cambio y las transformaciones, y la certeza de que el triunfo será alcanzado al final de este.

El líder de la nación cerró de esa manera vibrante su tradicional intervención en el programa Gobernando con la Gente, que tuvo lugar en el municipio de Ciudad Delgado y durante el cual hizo pública una nueva campaña en pro de la seguridad ciudadana.

Una multitud se había reunido desde temprano en la calle Texical y sus alrededores en el barrio San Sebastián, donde unas 40 instituciones montaron carpas para alojar a los funcionarios que llevan a la práctica el nuevo estilo de gobernar de Sánchez Cerén, de manera directa con la población.

Se trata del Festival del Buen Vivir, una iniciativa de la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, que a media mañana había ofrecido a unas dos mil personas atención de salud y medicinas gratuitas, entre otros servicios que el gobierno acerca a la gente.

Cerca de las 10 de la mañana, con la puntualidad ya célebre del Presidente, Sánchez Cerén llegó al lugar y aclamado por la multitud, distribuyó junto a la Primera Dama computadoras personales para 24 escuelas, equipos para la policía e instrumentos musicales para una banda de paz.

En su discurso confirmó traer un mensaje para lograr la paz y la tranquilidad tan anhelada por la población, y en el cual anunció nuevas iniciativas para alcanzar esos objetivos, prioridades de su administración.

Ciudad Delgado es el primero de los municipios elegidos para aplicar el Plan El Salvador Seguro, aprobado por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, instalado en septiembre de 2014, a tres meses de iniciado el gobierno.

La creación del Consejo es parte práctica de la decisión del estadista de hacer un gobierno de concertación, dialogante, que logre la necesaria unidad de todos los sectores para alcanzar las metas de la nación.

El Presidente anunció el inicio de la campaña promocional “La protección comienza en el hogar”, la cual tiene como objetivo difundir y promover el respeto a la integridad física, psicológica y sexual de las niñas, niños y adolescentes.

El esfuerzo es coordinado por el Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA) y busca cambiar conductas y una cultura nueva en la relación dentro de hogares con problemas y alcanzar una relación mejor entre las familias y las escuelas.

“No podemos aspirar a terminar con la violencia y construir la paz sino tenemos una disciplina positiva. Nos educaron con golpes, con regaños, con humillaciones, ese es el cambio que tenemos que hacer”, dijo el Presidente.

“Los centros educativos deben abrirse los sábados y domingos para que practiquen el deporte, para que practiquen el arte (…) la escuela es un centro sagrado, es donde se forma la riqueza más grande que tiene nuestro país que es nuestra niñez y nuestra adolescencia”, manifestó.

Sánchez Cerén confirmó la preparación de otros dos programas para dar oportunidades de desarrollo a la juventud, uno denominado Empleabilidad Joven y el segundo relacionado con las becas del gobierno, en ambos casos previstos para comenzar por los 10 municipios priorizados en el Plan El Salvador Seguro.

El gobernante exhortó a la Asamblea Legislativa a debatir y aprobar el proyecto de presupuesto de la nación para 2016, del cual el 40 por ciento está destinado a las prioridades de educación, salud y seguridad.

A los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia los llamó a resolver con prontitud una demanda en contra de la emisión de bonos por 900 millones de dólares, que ya lleva meses en sus manos.

“Yo les pido a estos cinco señores que se pongan la mano en la conciencia; tienen detenidos 900 millones de dólares, 100 millones son para educación y 100 millones son para la seguridad”, afirmó.
Si ellos no quieren ahogar económicamente al gobierno, tienen que resolver lo más pronto posible para destrabar ese dinero, que el pueblo lo está necesitando”, agregó.

Ciudad Delgado surgió de la unión de tres barrios históricos: Aculhuaca, Asunción Paleca y San Sebastián Texincal.
Aculhuaca, fundado en una época tan distante como 1600, significa en náhuat “tierra de gente fuerte”.

En ese municipio el Presidente aseguró con convicción: “Tenemos claro el camino. Vamos a llegar al triunfo al final de ese camino”.