Print Friendly
  • Beneficiarios de FONAVIPO, personal de la institución y representantes de entidades financieras celebraron hoy en Casa Abierta los 25 años de fundación de esta institución que ha brindado soluciones habitacionales a miles de familias de escasos recursos.

 

Garantizar el acceso a una vivienda digna a las familias de escasos recursos se convirtió en una prioridad desde junio 2014 con la llegada del Presidente Salvador Sánchez Cerén, quien en su Plan Quinquenal de Desarrollo estableció disminuir en un 2%  el déficit habitacional en el país.

 

A tres años de su gestión esta meta ha sido cumplida, gracias a instituciones como FONAVIPO, que pone a disposición de las familias salvadoreñas de más bajos ingresos el acceso a créditos y contribuciones que les permitan solucionar su problema de vivienda.

 

Desde junio 2014 a julio 2017 se beneficiaron y atendieron alrededor de 71,817 familias, (más de 280 mil salvadoreños), destinando una inversión de $43.36 millones solo a través de FONAVIPO.

 

Doña Eneida Aracely Cárcamo es una de las beneficiarias de estas iniciativas. Durante el programa Casa Abierta celebrado este sábado en la ex Residencia Presidencial, compartió su experiencia.

 

Ella y sus tres hijos vivían en la casa de su cuñado hasta que, gracias a la gestión con FONAVIPO, lograron adquirir su vivienda propia.

 

Asimismo, don Mario de Jesús Bran, pudo hacerse de su propia casa, a través de los programas que ofrece la institución, a la que agradeció por el acompañamiento en este proceso “que no fue fácil”, pero que tuvo un desenlace exitoso para él y su familia.

 

Para María Nery Bonilla, empleada de la institución, en los últimos tres años, el trabajo de FONAVIPO dejó de realizarse estrictamente desde los escritorios, trasladándose hasta los territorios para ser testigo de la transformación de las viviendas de los beneficiados.

 

“Cuando vamos a las comunidades y vamos a ver en qué situación viven las familias, que viven en casitas de láminas, de cartón, de bajareque, es un orgullo después llegar y verlas en su casita ya de ladrillo, es una gran satisfacción como empleada de  FONAVIPO”, dijo.

 

Por su parte, para la alcaldesa de Huizúcar, Marina Elizabeth de Avilés, una vivienda representa “esperanza, alegría y unidad”, y eso es lo que ha dado el gobierno a las familias beneficiadas en su municipio.

 

“He venido en representación de más de 100 beneficiados de Huizúcar, que no cabe duda que su calidad de vida ha mejorado con el apoyo del gobierno a través de FONAVIPO, Es una alegría inmensa ver a esas familias recibir una vivienda que han esperado por muchos años”, manifestó la edil.

 

Así también, el alcalde de El Paisnal, José Héctor Lara, agradeció al gobierno por el apoyo llevado a las familias del municipio, gracias al convenio firmado con FONAVIPO el pasado mes de diciembre en el programa Gobernando con la Gente.

 

De igual forma Juan Pablo Durán, de BANCOVI de RL aseguró que FONAVIPO cumple con las labores sociales más vitales en una gestión gubernamental.

 

“Nos sentimos identificados con FONAVIPO, porque al ser un banco de RL, tenemos una enorme responsabilidad social. Hace 15 años estamos vinculados a FONAVIPO, fue en 2002 cuando recibimos el primer financiamiento para poder ayudar a las familias de escasos recursos en la adquisición de sus vivienda”, dijo Durán.

 

Por su parte, la presidenta de BANDESAL, Mélida Mancía, comentó que esta entidad financiera ha acompañado a FONAVIPO colocando $66 millones para que continúe con la noble labor de garantizar una vivienda digna a las familias.

 

Durante el programa, el Presidente Salvador Sánchez Cerén expresó a los asistentes, la voluntad de su gobierno de continuar fortaleciendo estos programas creados para brindar una solución habitacional a las familias de recursos económico limitados.

 

“Sintámonos en esta mañana comprometidos con el esfuerzo de FONAVIPO y agradecidos con esa labor que ha realizado durante esos 25 años. Esperamos  que siga cosechado éxitos y acercando los servicios a las familias más necesitadas, es una noble labor”, dijo el estadista.

 

 

San Salvador, 26 de agosto de 2017.