Print Friendly

El Gobierno de El Salvador, respetuoso del principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, pero comprometido con los valores de democracia y Estado de Derecho, así como con los esfuerzos que posibilitan el camino para sociedades con mayores niveles de igualdad, inclusión, dignidad y justicia, expresa:

Su más enérgico rechazo a la manipulación política por la que se llegó a la destitución de la Presidenta Constitucional de la República Federativa del Brasil, Señora Dilma Rousseff, sin haberse comprobado la existencia de crimen de responsabilidad que es la causal para el ¨Impeachment¨, según lo establecido en la Constitución brasileña.

El Gobierno de El Salvador considera que esta decisión atenta contra la estabilidad democrática y contra los avances políticos y sociales alcanzados por ese país en los últimos años y representa una seria amenaza para la democracia, la paz, la justicia, el desarrollo y la integración latinoamericana.

San Salvador, 31 de agosto de 2016.