Print Friendly
Los programas Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir son dos de las columnas del modelo democrático del presidente Salvador Sánchez Cerén, sustentado en la participación ciudadana como principal motor para el desarrollo y progreso de El Salvador.
Dicho de forma gráfica y con las palabras del líder de la nación, es avanzar más rápido con los pies del pueblo.
El estadista abordó el tema en su habitual mensaje sabatino durante esos dos programas, que se alternan con otro emblemático, Casa Abierta, iniciado también con su administración en la ex residencia presidencial, convertida en centro cultural y de encuentro con el pueblo.
El Festival, que dirige la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, y el Gobernando con la Gente tuvieron como escenario este sábado 30 de abril la occidental ciudad de Chalchuapa, célebre por sus vestigios de los pueblos originarios y sus platillos con yuca.
“Aquí estamos, como usted muy bien lo dice (el alcalde José Hernández), unidos concejo municipal, gobierno central y además estamos unidos con las comunidades, que es lo más importante”, dijo el presidente Sánchez Cerén.
“En la medida que las comunidades se decidan a participar, a ser actoras, este país va caminar más rápido, porque ya no solo van a ser los pies del gobierno central, municipal, sino que van a ser los pies del pueblo, con los cuales vamos a avanzar más fuertemente”, subrayó.
Las principales inquietudes de la población fueron presentadas al Presidente y sus ministros por líderes de las comunidades durante el programa, que es transmitido en vivo por el canal 10 de televisión y la Radio Nacional, Gentevé, y otras emisoras de televisión y radiales.
El presidente Sánchez Cerén explicó que el encuentro congrega a la población “para dialogar con el gobierno, plantear directamente los  problemas a los ministros y escuchar las respuestas de los ministros”.
Agregó que propicia lo que es más importante, cambiar el estilo de vida, promover un cambio cultural para “comenzar a convivir más, a respetarnos más, a tolerarnos más”.
“Cómo quisiéramos ver que este esfuerzo se repitiera en los barrios, se repitiera en las colonias, se repitiera en las comunidades, que las comunidades aprovecharan un momento de la semana para compartir, para convivir con los jóvenes, para convivir con los niños. Esa nueva forma de vivir es la que queremos nosotros dejar sentados con estos programas”, expresó.
Afirmó que este programa acerca, “es un espacio donde la comunidad puede expresarse, pero más que todo es un espacio de participación, la participación de la ciudadanía es fundamental en estos esfuerzos”, añadió.
Desde el primer programa Gobernando con la Gente, en la comunidad Las Palmas, de San Salvador, el 28 de junio de 2014, el Presidente explicó que no se trata solo de platicar, sino de escuchar a las comunidades y cumplirles.
En ese sentido, la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, hizo público este sábado 30 un testimonio de la forma de trabajar del Presidente: “Nos la dice a nosotros y nos dice no quiero escusas, no quiero problemas, quiero soluciones”, precisó.
Ese diálogo entre el gobernante y las comunidades ocurre con la sencillez y humildad que caracterizan al estadista.
“Para hablar con usted no necesitamos de papeles, necesitamos sencillamente que nuestro corazón tenga mucha sinceridad y sabemos que usted, con su humildad, con su sencillez, con ese trabajo que ha tenido durante toda la historia nuestra, sabemos que nos va a saber entender”, expresó el director del Instituto Nacional de Chalchuapa, Jorge Azucena.
Chalchuapa, 30 de abril de 2016