Print Friendly

El Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA) presentó la campaña promocional de derechos de niñez y adolescencia “La protección comienza en el hogar…con buen trato y disciplina positiva”, la cual tiene como objetivo, difundir y promover el respeto a la integridad física, psicológica y sexual de las niñas, niños y adolescentes.

Este esfuerzo en los medios de comunicación busca también contribuir a la prevención de la violencia y construcción de una cultura de paz desde el ámbito familiar.

La campaña fue presentada este sábado durante el programa Gobernando con la Gente, realizado en Ciudad Delgado, por la directora ejecutiva del CONNA, Zaira Navas, y el adolescente Ángel Arucha, con la participación de niñas, niños y adolescentes y personas adultas de esta localidad.

“No podemos aspirar a terminar con la violencia y construir la paz sino tenemos una disciplina positiva. Nos educaron con golpes, con regaños, con humillaciones, ese es el cambio que tenemos que hacer”, dijo el presidente Salvador Sánchez Cerén al hacer referencia a este esfuerzo de concientización.

Consideró importante ejercer “una disciplina positiva, comunicarnos más con nuestros hijos, hacer el esfuerzo de acompañarlos a la escuela, aunque tengamos que levantarnos más temprano, de saber con quiénes están y con quiénes juegan”.

El mensaje principal de la campaña está dirigido a personas adultas, ya que de acuerdo a datos estadísticos de las Juntas de Protección de la Niñez y de la Adolescencia del CONNA, son las madres, padres, familia ampliada, representantes o responsables de niñas, niños y adolescentes quienes vulneran en mayor medida sus derechos, especialmente el derecho a la integridad física y sexual.

De enero a agosto de 2015, las Juntas de Protección registran 14.361 presuntas amenazas o vulneraciones a derechos de niñas, niños y adolescentes, de los cuales el 47,96% corresponde al Derecho a la Integridad Personal.

Con la campaña “La protección comienza en el hogar… con buen trato y disciplina positiva”, se pretende generar cambios culturales en la familia y la sociedad, promoviendo la adopción de pautas de disciplina positiva en la educación y formación de las niñas, niños y adolescentes.

Los anuncios de la campaña desarrollan pautas de disciplina positiva cotidianas que todas las personas adultas pueden poner en práctica en la familia, que no implican el uso de gritos, golpes, malos tratos, ni humillaciones; con la finalidad de desarrollar relaciones sanas entre las personas adultas y las niñas, niños y adolescentes, basadas en el amor y el respeto mutuo.

La disciplina positiva permite además, acordar normas y límites claros en la familia, enseña habilidades sociales y de vida, pero sobre todo fomenta la comunicación familiar.

Ciudad Delgado, 10 de octubre de 2015.