Print Friendly

Una delegación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), encabezada por el secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún, se reunió hoy con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en la sede de este órgano de Estado.

En el encuentro se presentó a los magistrados, reunidos en Corte Plena, el contenido del Plan El Salvador Seguro, fundamentalmente aquellas estrategias que involucran directamente al sector justicia, con el fin de articular esfuerzos que permitan afrontar la problemática de la inseguridad.

“Estamos convencidos que para lograr avanzar es necesario coordinar no solo a las instancias del gobierno central sino a todas las entidades del Estado, comprendido desde una amplia concepción, es en ese sentido es que en este Consejo se incluye a todos los sectores de la sociedad”, dijo el Secretario.

Asimismo, expresó que el CNSCC ha identificado medidas claves para este sector, como la conformación de equipos “élite” coordinados entre la PNC y el Órgano Judicial (incluyendo al Instituto de Medicina Legal); la depuración de las entidades del sistema judicial y de seguridad; y el fortalecimiento de la Unidad Ejecutiva del Sector Justicia (UTE), entidad que aglutina al Órgano Judicial, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, la Fiscalía General de la República, la Procuraduría General de la República y el Consejo Nacional de la Judicatura.

El magistrado presidente, José Armando Pineda, se mostró complacido por este encuentro y manifestó que el Consejo es una iniciativa valiosa e incluyente que no está contaminada por ningún interés más que el de sacar adelante al país.

Al finalizar la reunión se acordó la mutua colaboración en el marco de las obligaciones que todas las fuerzas del país tienen para llevar a cabo el proceso de superación de la violencia y la inseguridad.

En la actividad participaron como representantes del Consejo: el Fiscal General de la República, el PNUD, la OEA, la Unión Europea, la iglesia y la ANEP, entre otros.

San Salvador, 10 de febrero de 2015.