Print Friendly, PDF & Email
  • La permanente preocupación por los jóvenes ha sido una característica del gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén desde su inicio, bajo la premisa de que la inclusión de ese sector de la población como fuerza transformadora de la sociedad es indispensable para construir un país mejor.

Con esa visión se creó en febrero de 2016 el programa JóvenES con todo, dirigido a “mejorar el acceso a un empleo, a través del desarrollo de las habilidades y competencias de la juventud, enmarcadas en cuatro componentes: empleo, empleabilidad, emprendimiento, y habilidades y competencias para la vida y el trabajo”.

Este programa atiende a sectores de la población con mayor riesgo de vulnerabilidad y exclusión, personas con discapacidad, mujeres, madres y población LGTBI, garantizando la universalidad de los derechos laborales.

A través de esta iniciativa, el pasado 15 de marzo el Presidente Sánchez Cerén entregó 43 becas a jóvenes para realizar estudios de agronomía en la Escuela Nacional de Agricultura “Roberto Quiñónez” (ENA), como parte de un proyecto ejecutado por el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE).

La ayuda beneficia a jóvenes provenientes de 26 municipios del país intervenidos en la primera y segunda fase de implementación del Plan El Salvador Seguro, la mayoría de las zonas rurales, y de estos, el 30 por ciento son mujeres.

“Esto es algo inédito; ¿cuándo en la historia de esta escuela un grupo de jóvenes tuvo una beca con tantos beneficios?”, expresó el director general de la ENA, José Miguel Cambara, en el acto de entrega de esos cupos, y recordó que ese centro se encontraba en un “total estado de abandono y ruina” al asumir la presidencia el actual jefe de Estado.

“Desde su investidura -agregó-, comenzó un proceso de recuperación que incluyó la actualización del currículo de estudio para adaptarlo a las necesidades del sector agropecuario”, el más dinámico de la economía del país.

Como parte de los esfuerzos para ampliar las oportunidades de estudio a la juventud, el Presidente Sánchez Cerén lanzó también en diciembre de 2017 el programa de Becas Universitarias, mediante el cual se beneficia a mil interesados en iniciar o continuar sus estudios r en la Universidad de El Salvador (UES), la única de carácter público en el país.

La inversión anual de un millón 143 mil dólares, mil 053 dólares por estudiante, provenientes de la Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, beneficia con 300 dólares adicionales a madres jóvenes con hijos menores de 6 años y a personas con discapacidad, con el propósito de garantizar la equidad y la permanencia de estas personas en los estudios.

“Tengan por seguro que el programa de Becas Universitarias estará acompañado por la formación en habilidades y competencias para la vida y el trabajo”, dijo el gobernante en esa oportunidad, y aseguró que JóvenES con todo tiene por objetivo facilitar a la población joven en edad de trabajar, en especial en situación de vulnerabilidad, una mejora en la empleabilidad y el acceso al mercado laboral, la permanencia en el mismo y la movilidad productiva.

RECUADRO 1:

“Tal como lo prometimos desde el inicio de nuestro gobierno, estamos al lado de ustedes, acompañándolos en sus desafíos, uniendo sus sueños y proyectando los grandes ideales de justicia y bienestar del pueblo”. (Presidente Salvador Sánchez Cerén)

De acuerdo con la directora del INJUVE, Yeimy Muñoz, el programa Jóvenes con Todo ha beneficiado en dos años a 10 mil 700 jóvenes a través de becas de formación técnica, y generó más de 800 emprendimientos productivos, en un esquema que reconoce el protagonismo de ese importante sector de la sociedad en desarrollo de ramas estratégicas del país.

Resaltó, asimismo, que gracias al Presidente Sánchez Cerén, desde este año tienen acceso gratuito a la Universidad de El Salvador los egresados de los institutos nacionales, lo cual garantiza la continuidad de estudios de miles de jóvenes de bajos recursos, quienes de otra manera verían truncados sus sueños.

“Presidente, hemos aprendido de usted la vocación de servicio, pero, sobre todo, la vocación de luchar por construir un país diferente; de usted aprendemos su disciplina, su responsabilidad, su honestidad, que son valores fundamentales para considerarnos personas de lucha, personas con convicción y principios para luchar por construir una sociedad diferente”, apuntó.

Esa confianza en la juventud y la niñez, la comprensión de su papel en la sociedad, y la certeza de que invertir en su desarrollo es hacerlo en el futuro del país, impulsa también programas como el de Paquetes Escolares, Alimentación y Vaso de Leche, ente otros, para asegurar el derecho fundamental a la educación y construir las bases de un El Salvador productivo, educado y seguro.

RECUADRO FINAL

“El futuro y el presente de la nación está en sus manos; ustedes son la garantía de las transformaciones que necesitamos para tener un El Salvador productivo, educado y seguro”. (Presidente Salvador Sánchez Cerén)