Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró hoy su firme decisión de continuar combatiendo con firmeza a los grupos de criminales que están causando dolor a las familias salvadoreñas, a través de la estrategia integral que incluye, aparte del combate frontal, acciones de prevención, oportunidades de reinserción y fortalecimiento de las instituciones como la Policía Nacional Civil (PNC).

“Reafirmamos la determinación de actuar con firmeza contra la violencia que tanto dolor causa a la familia salvadoreña”, difundió este día el mandatario a través de su cuenta personal de Twitter.

El gobernante ha enfatizado que los hechos de violencia producidos por el accionar de las pandillas y otros grupos criminales se concentran principalmente en 50 de los 262 municipios del país, mismos que han sido priorizados por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) en el Plan El Salvador Seguro para llevar adelante acciones concretas que permitan dar tranquilidad a las familias que en ellos habitan.

Cifras de la PNC dan cuenta que casi tres de cada cuatro asesinatos en este año, un 71%, han ocurrido en estos 50 municipios, mientras que en un 60% de los casos son responsables pandilleros o personas vinculadas a estos grupos criminales.

Al 31 de mayo un total de 65 municipios registran cero homicidios, en otros 36 únicamente ha ocurrido un asesinato, mientras que en 73 la cifra fluctúa entre dos y 11 homicidios, aunque en los más violentos de estos últimos se registran menos de dos homicidios al mes.

Las autoridades policiales contabilizan que en 174 municipios, donde vive una cuarta parte del país, se han registrado 279 homicidios,  un 11% del total de casos que se reportan a este día del año.

En 2015 también han ocurrido alrededor de 300 enfrentamientos entre elementos policiales y pandilleros, mientras que otros delitos han mostrado una tendencia a la baja (robos, 294 casos menos en relación a 2014; hurto, 390 casos menos y lesiones, 278 casos menos).

“Solo son 50 municipios los que tenemos con dificultades, en la mayoría de los municipios la vida es tranquila,  (…) ¿por qué no transmiten esas cosas positivas, por qué hacen eco del miedo,  terror y la desesperanza? Nosotros queremos seguir el camino de fortalecer la esperanza y la convivencia en el pueblo salvadoreño”, dijo el mandatario a principios de esta semana durante la inauguración de la primera Casa de la Cultura y Convivencia,  en Jiquilisco, Usulután.

En este evento el jefe de Estado reiteró además que “todos nos preocupamos por el grave problema de inseguridad, pero no escudriñamos las raíces del porqué nuestra sociedad ha llegado a ese nivel de violencia”.

“Si vamos buscando un ambiente de convivencia más  amplio, vamos a alcanzar la tan anhelada tranquilidad y paz que el país necesita”, expresó el estadista.

El Plan El Salvador Seguro es producto de un diagnóstico elaborado por el CNSCC sobre la inseguridad en el país y contempla estrategias que están en concordancia con  los cinco ejes de la Política Nacional de Justicia, Seguridad Pública y Convivencia creada por el Ejecutivo.

El Consejo está trabajando ya en los territorios en coordinación con actores locales de los 50 municipios, para impulsar proyectos orientados a la prevención y combate de la inseguridad, así como para a ofrecer oportunidades de desarrollo a las comunidades.

Por su parte, el secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, manifestó hoy en conferencia de prensa que el mandatario y el Gabinete de Seguridad se mantienen en constante comunicación y planificación, para darle seguimiento a cada acción encaminada a combatir a los criminales.

Aclaró que el gobernante no tiene contemplado realizar cambios en las estructuras de mando de las instituciones que trabajan en el área de la seguridad.

“En esas medidas no se contemplan cambios en la conducción de la estrategia de seguridad pública del país, más bien la preocupación del Presidente es seguir con la ejecución de todos los planes de trabajo”, aseguró el funcionario, a la vez que ratificó que el gobierno busca opciones para obtener recursos que permitan fortalecer a instituciones como la Policía Nacional Civil.

San Salvador, 25 de junio de 2015.