Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró hoy que la propuesta de Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia es una iniciativa “necesaria” para hacer efectivas las 124 acciones planteadas en el Plan El Salvador Seguro, formulado por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia  (CNSCC).

Así lo manifestó el secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, quien también aseguró que la propuesta de Ley, presentada la semana pasada a la Asamblea Legislativa,  garantiza una ejecución transparente, enfocada exclusivamente en los planes que permitan combatir la ola de criminalidad que afecta al país y  llevar tranquilidad a las familias salvadoreñas.

El funcionario recalcó el anuncio hecho ayer por el presidente Salvador Sánchez Cerén de abrir la propuesta al diálogo con el fin de construir consensos y afinar este modelo de financiamiento.

“Es una propuesta transparente, en el sentido que tiene mecanismos de seguimiento, para que en este caso el propio Consejo Nacional de Seguridad pueda, de manera periódica, recibir informes de la ejecución de los programas, de los proyectos que se financian a partir de este fondo que se puede constituir con ese tributo para la telefonía”, dijo el secretario en la Entrevista El Salvador Ahora, transmitida por Canal 10 y Radio Nacional de El Salvador.

El funcionario también calificó de  “necesaria” esta iniciativa, ya que permitirá fortalecer el trabajo que realiza la Policía Nacional Civil en el combate a la criminalidad, pues proporcionará los recursos para adquirir los equipos e insumos que se necesitan así como mejorará la planilla salarial de los efectivos policiales.

Agregó que la iniciativa de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) de reducir las tarifas telefónicas en un promedio de hasta el 13%, permitirá absorber el efecto de la contribución especial para la seguridad, la cual propone aplicar una tasa del 10% a los servicios de telecomunicaciones.

“Estamos seguros, conociendo la dinámica de las finanzas públicas y la ruta de las telecomunicaciones, que al final el incremento que pueda derivar de una contribución especial se va diluir y va ser poco significativa para la población”, aseguró.

Manifestó además que este tributo se aplicará de forma diferenciada “en el sentido de que quien más hace uso de los servicios de telefonía terminará pagando más”.

“Es a la larga una contribución diferenciada porque quien consume más servicios de telefonía pues obviamente pagara más, quien tiene un teléfono más sofisticado de acuerdo al valor del teléfono pagará más y quien tiene un teléfono básico, un teléfono económico y utiliza solo su saldo elemental, pues obviamente pagará poco”, dijo.

Sobre el debate que ha generado esta propuesta en diferentes sectores, Chicas reiteró que el gobierno está abierto a cualquier discusión y entendimiento, así como a analizar otras iniciativas que abonen a la tarea de buscar recursos para financiar el programa El Salvador Seguro, que requiere una inversión de $2,100 millones.

“El único cuestionamiento que ha tenido el Plan El Salvador Seguro es que no tiene suficiente financiamiento. Todos los partidos políticos, los sectores sociales, el mundo empresarial, han acuerpado este plan”, dijo

San Salvador, 22 de septiembre de 2015.