Print Friendly

El Coro Presidencial para el Buen Vivir participó en la celebración del natalicio 99 del beato Óscar Arnulfo Romero en la Catedral Metropolitana de San Salvador, durante la cual la feligresía y población de todas las edades recordó el legado de paz y amor del obispo martirizado en marzo de 1980.

El Coro Presidencial, cuya iniciativa corresponde a la primera dama de la República, Margarita Villalta de Sánchez, dedicó esta presentación especial a la obra y vida del beato mártir.
“La presentación de las niñas y niños del Coro ha llenado esté lugar de alegría, esperanza y mucho amor. Agradezco a la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, por tan excelente gestión, ya que desde la vicepresidencia nos ha apoyado en cada una de estas celebraciones”, declaró María Alfaro, integrante de la comunidad Monseñor Romero.
“Estamos muy felices por contar con la presencia de los niños del Coro Presidencial, las melodías de estos pequeños nos han motivado y nos han hecho recordar el amor y la grandeza de este hombre (monseñor Romero). El deber de nosotros es seguir la enseñanza qué él nos dejó; gracias a los niños por venir y celebrar su cumpleaños”, afirmó Mónica Fernández, miembro del programa Una Mesa para Todas y Todos.
La vida y obra del beato Óscar Arnulfo Romero, dedicada a la defensa de los derechos de los más pobres y desposeídos, motivó a la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) proclamar el 24 de marzo como Día Internacional para el Derecho a la Verdad en relación con las Violaciones Graves de los Derechos Humanos y para la Dignidad de las Víctimas.

 

 

San Salvador, 17 de agosto 2016.