Print Friendly

El Coro Presidencial para el Buen Vivir participó de la celebración del primer año de beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero, en el hospital de la Divina Providencia en esta capital, una actividad coordinada por el Comité Cívico Nacional y el Comité Romerista Intersectorial  de El Salvador (CRIES).

 

El legado histórico del beato Romero en favor de los más desposeídos y su lucha perenne por la paz, ha trascendido el tiempo y las fronteras, por ello, las niñas y niños del Coro se mostraron entusiasmados en cantar a la memoria del salvadoreño más universal.

 

“Estamos recordando a una persona muy especial para la historia de este país, él hizo grandes cosas, fue una gran persona, por eso se siente muy bonito hacer algo en memoria de él y para él”, aseguró Sofía Lagos, de 12 años de edad e integrante del Coro.

 

Para Dinora Montes, madre de una integrante del Coro Presidencial, la participación de los niños en este acto es un motivo de orgullo y una oportunidad más para recordar la lucha por la paz de Oscar Arnulfo Romero.

 

“Me siento honrada y privilegiada como madre que se haya invitado al Coro Presidencial, este no es un simple homenaje, pues sabemos que Monseñor Romero lucho mucho por la paz de nuestra patria”, afirmo Dinora Montes.

 

La emoción por esta presentación especial, contagió a todos los integrantes del Coro, como lo manifestó Andrés Pérez, de 12 años de edad.

 

“Me gusta cantar aquí porque soy católico y sé que Monseñor Romero salvo muchas vidas de gente inocente, él es nuestro héroe y estoy contento de poder cantar para él este día”, afirmó Andrés Pérez, mientras afinaba la voz, minutos antes de la presentación.

 

La actividad termino con una misa en memoria del Beato en la capilla del hospital de la Divina Providencia, donde Monseñor Romero fue inmolado el 24 de marzo de 1980.

 

San Salvador, 24 de mayo de 2016