Print Friendly
  • En el último año fueron entregados $1.437 millones en créditos para el sector productivo. La banca pública aportó $708.5 millones.

 

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén ha puesto énfasis en el respaldo financiero otorgado a los sectores productivos, brindándoles liquidez para que estos tengan un desempeño efectivo en su actividad económica.

 

Así lo detalló el secretario técnico y de planificación de la presidencia, Roberto Lorenzana, durante la presentación del informe del gabinete económico del segundo año de gestión gubernamental, en un evento encabezado  por el presidente de la república.

 

“De 2015 a 2106 hemos tenido $1,437 millones en créditos. El crédito productivo está creciendo de manera significativa: se entregaron 35,232 créditos, la  mayoría, un 60%, ha estado dirigido a la industria manufacturera”, aseguró el funcionario, que también funge como coordinador del gabinete económico.

 

Detalló que el aporte de la banca pública fue de $708.5 millones, de los cuales el Banco Hipotecario y el Banco de Fomento Agropecuario desembolsaron $508 millones, mientras que el Banco de Desarrollo de El Salvador aportó $200 millones.

 

El Banco Hipotecario ocupa ya el tercer lugar en el ranking bancario de quienes otorgan más crédito a las empresas, informó el secretario.

 

Enfatizó que El Salvador también mejoró en 56 puntos en el Índice de Acceso al Crédito del Doing Business, un indicador  del Banco Mundial que mide el clima de negocios, como resultado de la Ley de Garantías Mobiliarias y el aumento del crédito productivo.

 

Indicó que además el Fondo Social para la Vivienda y el Fondo Nacional para la Vivienda Popular han otorgado $158 millones en créditos, favoreciendo a más de 50 mil personas.

 

Señaló que se ha apoyado a las micro y pequeñas empresas con $15 millones a través de los fondos FANTEL, FONDEPRO  y la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE).

 

 

 

A partir de este apoyo, destacó que las MYPES han logrado una participación del 20.2% en las compras del Estado, superior al 12% establecido en la Ley de Adquisiciones y  Contrataciones de la Administración Pública.

 

“Esto es un giro importante porque le estamos dando desarrollo a los micros y pequeños empresarios”, dijo.

 

 

San Salvador, 24 de mayo de 2016.