Print Friendly
  • Jóvenes con Todo es un programa creado por el gobierno para brindar oportunidades a la juventud con deseo de superación, y está enmarcado dentro de  política de seguridad que impulsa el Ejecutivo en su componente de prevención de violencia. 

 

Creer en la juventud como fuerza de cambio social y económica para el país es una de las principales apuestas del presidente Salvador Sánchez Cerén, por lo que programas como Jóvenes con Todo han sido creados para ofrecer a este sector oportunidades para su desarrollo educativo y laboral.

Así lo manifestó el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas,  en la entrevista Frente a Frente, espacio en el que explicó que esta iniciativa presidencial no constituye en ningún momento un programa de reinserción de personas en conflicto con la ley.
El portavoz del gobierno aseguró que el propósito fundamental de este programa es generar las capacidades en los jóvenes, para que puedan tener mayores oportunidades para ingresar al mercado laboral, ofreciendo asistencia técnica y capacitaciones para formarlos en cursos profesionales.
“Lo que  buscamos es que estos jóvenes hagan pasantías en las empresas sin que eso tenga costos para las empresas, sino que contribuyan con la capacitación productiva, dándoles experiencia”, dijo.
En este sentido, explicó que el gobierno dará a estos jóvenes una ayuda económica para pagar pasajes de autobuses y alimentación.
“El joven tiene que pagar un autobús para conducirse a esos lugares. No podemos decirle a un joven, prepárate pero anda aguantando hambre, viajá a pie desde Soyapango hasta Santa Tecla a la empresa. Yo creo que es de sentido común el hecho de que un programa como este debe de tener la asistencia básica para que estos jóvenes se inserten”, dijo el vocero de Casa Presidencial.
Explicó que con este programa “no se le regala dinero a nadie” ni se beneficiará a jóvenes que pertenezcan a grupos criminales o que tengan problemas con la ley, sino a aquellos que se les compruebe su deseo y decisión de superación.
Chicas fue enfático al manifestar que no debe criminalizarse a la juventud, como lo han hecho algunos sectores opositores al programa, sino que se les  debe de ofrecer oportunidades reales para que puedan ser parte activa en los procesos de cambio del país.
“Estamos realizando actividades que se inscriben dentro de la prevención, de generar oportunidades, de promover esperanza y por lo tanto es probable que sea falta de información lo que ha motivado comentarios inapropiados que criminalizan a la juventud. Creer que los jóvenes son haraganes, que la juventud no puede ser productiva, considerar que no tienen sueños es equivocado”, dijo.
“Nos preocupa evitar que los jóvenes terminen en las pandillas o en la violencia y podemos, con un programa como este, ofrecerles oportunidades para que vuelvan al sistema educativo, para que se capaciten productivamente”, precisó.
Explicó que Jóvenes con Todo se está financiando en su despegue con fondos de la contribución especial a los servicios de telefonía, ya que el mismo se inscribe en uno de los renglones más significativos de la estrategia de seguridad, que es la prevención.
“Está previsto también empréstitos internacionales para esto, cooperación internacional que ya está llegando de distintos países para ese programa. Es un programa que no es improvisado, que corresponde a una consulta nacional donde participaron más de 12 mil jóvenes de los catorce departamentos del país”, dijo.

 

 

San Salvador,  24 de junio de 2016