Print Friendly, PDF & Email
  • El gobernante salvadoreño entregará la bandera de la alfabetización al alcalde municipal, quien la izará hasta lo más alto, anunciando que un nuevo territorio se libera de esta condición social.

 El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, declarará mañana, sábado 27 de enero, al municipio de Cuscatancingo como territorio libre de analfabetismo, el número 90 en El Salvador.

 

 

Gracias al esfuerzo del gobierno y voluntarios, Cuscatancingo llegó a un índice de alfabetización de casi el 100% (99.25% de la población), convirtiéndose en el quinto municipio del departamento de San Salvador libre de analfabetismo, después de San Marcos, El Paisnal, Rosario de Mora y Ciudad Delgado.

 

 

La declaratoria ocurrirá en el marco del programa Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir, que el Presidente y la Primera Dama, Margarita Villalta de Sánchez, llevan mañana a este municipio capitalino para beneficiar y mantener un contacto directo con las familias.

 

El alcalde de Cuscatancingo, Jaime Recinos, ha dicho que es la primera vez que una declaratoria de esta trascendencia se realiza en un Gobernando con la Gente.

 

Resumió que esto es posible gracias al arduo trabajo de las autoridades del Ministerio de Educación, la alcaldía y voluntarios.

 

El jefe de Estado anunció a finales del año pasado que una de las principales metas de su gobierno en 2018 es declarar a El Salvador libre de analfabetismo, tarea que implica una amplísima unión y movilización de voluntades y el trabajo coordinado con el sector privado, iglesias, centros educativos, alcaldías, organizaciones sociales, entre otros actores, para garantizar que nadie se quede sin el derecho de aprender a leer a y escribir.

 

 

Esto implicará movilizar a unos 100,000 alfabetizadores voluntarios para enseñar a 360,278 jóvenes y adultos en los 14 departamentos del país.

 

Con el Programa Nacional de Alfabetización se ha reducido en cerca de 8 puntos porcentuales el índice de analfabetismo.

 

 

San Salvador, 26 de enero de 2018.