Print Friendly, PDF & Email

Con 14 de sus 22 municipios declarados libres de analfabetismo, el departamento de La Paz es uno de los más avanzados de la región paracentral de El Salvador en la batalla por declarar al país, en 2018, libre de ese flagelo social.

Para lograr este empeño en ese territorio, será necesario enseñar a leer, escribir y realizar operaciones matemáticas básicas a 4 mil 400 personas, por lo que alrededor de 880 voluntarios alfabetizadores imprimirán un impulso crucial a esta campaña.

Con dicho objetivo, este 14 de febrero quedaron juramentados esos activistas, quienes impartirán conocimientos en unos 800 círculos de alfabetización ubicados en centros escolares, iglesias, casas comunales, y otros sitios.

En el acto, efectuado en el Instituto Nacional José Simeón Cañas, de Zacatecoluca, fueron juramentados también los 11 miembros de la Comisión Departamental de Alfabetización, que acompañará al Ministerio de Educación en las acciones para declarar a La Paz territorio libre de analfabetismo en los primeros seis meses de este año.

Una de las personas iletradas que se benefician de esta iniciativa es doña Jesús Pérez Gil, quien no tuvo la oportunidad de alfabetizarse pues, afirmó, sus padres no entendieron sus necesidades de superación y le impidieron instruirse, lo que le produjo un gran sufrimiento durante toda su vida.

Recordó la humillación que sufrió por no saber firmar: “…es tan terrible decir no puedo” (…) Pero ahora gracias a Dios, al alcalde Francisco Hirezí y al Presidente Salvador Sánchez Cerén, vamos aprender”.

Doña Jesús instó a todas las personas que no saben leer ni escribir a incorporarse a esta campaña: “les quiero decir a todas las personas, incluso de edad avanzada como yo, que aprovechen esta oportunidad”, apuntó.

Por su parte, uno de los jóvenes alfabetizadores, Bryan José Aldana Comayagua, expresó en compromiso de los facilitadores y de su institución educativa de cumplir con este servicio social y ser parte del programa de alfabetización.

“Esta misión humanitaria permitirá que las personas que hoy no saben leer ni escribir puedan incorporarse a la vida social con una mejor comprensión de los procesos que ocurren en nuestro país, y entender mejor sus derechos y obligaciones; tendrán la posibilidad de leer la Biblia, ayudar a sus hijos y nietos, y ser parte de la formación de las nuevas generaciones”, apuntó.

Aldana hizo un llamado a la unidad para lograr la meta de declarar a ese municipio y al departamento de La Paz libres de analfabetismo en los próximos meses.

Esta es una tarea posible, afirmó el ministro de Educación, Carlos Mauricio Conjura, quien presidió la ceremonia donde destacó que alfabetizar a todos los salvadoreños es un compromiso ético asumido por el Presidente Sánchez Cerén, y permitirá abonar, de manera significativa, el desarrollo democrático del país.

“No hay manera de hacer ejercicio pleno de los derechos de un ciudadano si no se tienen esas capacidades construidas”, dijo.

De acuerdo con cifras del MINED, con la alfabetización de 17 mil 158 personas desde 2009, el índice de analfabetismo en el departamento de La Paz se redujo desde 18.09 por ciento hasta los 9.36 puntos porcentuales.

A nivel nacional, ese indicador descendió cerca de 8 puntos (hasta el 10.14 por ciento, lo cual significa que más de 330 mil salvadoreños aprendieron a leer y escribir en los últimos 8 años.

En 2018, el Ministerio de Educación, por mandato del Presidente Sánchez Cerén, movilizará a 100 mil voluntarios en todo el país para alfabetizar y declarar a El Salvador libre de analfabetismo.