Print Friendly

Estimados amigos y amigas:

Es un orgullo estar aquí en La Campanera, una comunidad simbólica porque representa mujeres y hombres luchadores que van siempre buscando un futuro mejor.

Como presidente estar acá es para decirles que como gobierno nuestro compromiso es facilitarles a ustedes y su familia ese progreso y esperanza de una vida mejor, porque la esperanza es la que nunca debemos perder. En todo momento estar siempre con la vista hacia delante y tratar de encontrar soluciones.

Aquí hemos estado varias veces, con el Programa Gobernando con la Gente, hemos hablado de la prevención, de los jóvenes y hemos planteado respuestas y soluciones.

Ahora es la respuesta a un tema que es un derecho de todo ser humano, de todo salvadoreño y salvadoreña de tener una casa digna.

Sé que es algo difícil de obtener, porque primero hay que tener empleo, no solo empleo formal, sino también la capacidad de emprendimientos y apoyarlos para que así puedan tener los recursos necesarios para educar a sus hijos.

Por eso es un gran honor estar aquí con ustedes, mis respetos y cariño hacia ustedes.

Quiero saludar al alcalde de Soyapango Miguel Arévalo, un hombre emprendedor, que trabaja directamente con ustedes y está pendiente de todos los temas.

Él se acercó al presidente del Fondo Social de la Vivienda, para que  conociera esta realidad y ver de qué forma ayudar y brindar este programa acá en La Campanera,

Quiero saludar también al ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, un hombre que trabaja fuertemente por garantizar la tranquilidad y seguridad de todo el país, lo han visto permanentemente en todos los actos tratando de encontrar las mejores respuestas para alcanzar esa paz y tranquilidad que nuestro país necesita.

También saludar al señor presidente del Fondo Social para la Vivienda, José Tomás Chévez, un hombre que ha comprendido la urgencia de encontrar soluciones y respuestas para la vivienda.

Saludos especiales también para la persona beneficiada que escucharon aqui, una emprendedora que no se da por vencida, y hace el esfuerzo por sacar adelante a su familia, y ahora emprende el proyecto de tener su vivienda propia.

Por eso reconozco en Ana Silvia Delgado lo que es la mujer salvadoreña, emprendedora que no desmaya. Conocemos historias  de niñas, mujeres y jóvenes que han tenido que ser madres  solteras y aun así salen adelante.

El sábado tuve la oportunidad de conocer en el programa Casa Abierta a una joven que su madre tuvo que irse y se quedaron ella y tres hermanos solos,  ella asumió la responsabilidad de ayudarlos y hoy está en un empleo con oportunidades.

Esas es la mujer salvadoreña, esos son los salvadoreños, emprendedores que nunca dan su brazo a torcer y siempre salen adelante.

Saludo a todos los miembros del gabinete de gobierno, al señor gobernador departamental Eduardo Alfonso Linares y a todas las familias que nos acompañan.

Hoy estamos inaugurando el programa de Vivienda Social en beneficio de la clase trabajadora. Saludamos a todos los que nos acompañan, especialmente a los beneficiados.

Saludo nuevamente al señor alcalde de Soyapango, el licenciado Miguel Arévalo, por acompañar estos procesos que buscan el beneficio de personas de escasos recursos y a la clase trabajadora. El licenciado Arévalo conoce muy bien este municipio y trabaja esmeradamente por ayudarlos a ustedes.

Deseo saludar de manera muy especial a Monseñor Rosa Chávez, quien el día de mañana será nombrado cardenal de la iglesia católica por su Santidad Papa Francisco.

Monseñor Rosa Chávez se convierte en el primer cardenal salvadoreño. Es un orgullo para El Salvador contar con guías espirituales como Monseñor Rosa Chávez. Reconocemos su contribución al proceso de paz en El Salvador y su apoyo constante en la búsqueda de soluciones a los problemas del país.

Amigos y amigas:

Este día estamos aquí reunidos para conocer y comentar el Programa Vivienda Social y para lanzarlo y darle oportunidad a todos los salvadoreños. Decía el presidente Tomás Chévez que hay tres mil viviendas disponibles y cuatro modalidades para adquirirlas con facilidades, por lo que creo que este programa novedoso y solidario pone a disposición de la población salvadoreña de escasos recursos la posibilidad de adquirir vivienda.

Reafirmamos que la misión del gobierno a través del Fondo Social de la Vivienda es reducir el déficit habitacional en El Salvador, y con este programa dar cumplimiento al plan quinquenal de desarrollo y uno de sus cuatros objetivos, que es asegurar progresivamente la solución, acceso y disfrute de una vivienda con hábitat adecuado.

Hoy damos una respuesta efectiva a una de las necesidades más apremiantes de muchas familias salvadoreñas: el acceso a una vivienda digna.

El Fondo Social para la Vivienda recibe constantemente muchas solicitudes de comités de vecinos, de juntas directivas, de ADESCOS, de grupos de mujeres jefas de hogar y de organizaciones comunitarias, en las que se expresa la necesidad de las familias de adquirir sus viviendas propias.

El programa Vivienda Social parte de la ya existente línea de crédito de Vivienda Recuperada, que ofrece condiciones de crédito muy ventajosas.

Hoy estamos poniendo el inventario de activos extraordinarios o viviendas recuperadas, que consta de más de 3,000 inmuebles con un valor total de 28.1 millones de dólares, para que las familias con bajos ingresos las puedan adquirir.

El programa Vivienda Social busca atender las necesidades de vivienda de sectores vulnerables. Las mujeres, jefas de hogar, tienen un lugar importante en este programa.

Además, los trabajadores y grupos familiares de escasos recursos económicos, tanto del sector formal como de ingresos variables, podrán encontrar la oportunidad que han estado esperando para adquirir su casa.

Queremos llegar a esas personas que no han alcanzado suficiente capacidad de pago para obtener un financiamiento con en el Fondo Social para la Vivienda.

Queremos decirles que reconocemos su trabajo y esfuerzo y queremos apoyarles para que alcancen sus sueños.

Este es un Programa Piloto que reafirma el rol social de nuestro gobierno a través del Fondo Social para la Vivienda, brinda una solución habitacional a las familias salvadoreñas más vulnerables y de escasos recursos que no pueden acceder a una vivienda digna para sus seres queridos.

Actualmente, cerca del 82 por ciento de las viviendas recuperadas tienen un precio de entre 5 mil y 15 mil dólares, en su mayoría en colonias y urbanizaciones del departamento de San Salvador, sin embargo, hay viviendas disponibles en todo el país.

Amigas y amigos:

El presidente del Fondo les explicaba todas las modalidades para adquirir esas viviendas y las facilidades que se ofrecen a partir de este día son cero primas, primas diferenciadas según la capacidad de ingreso, tasas de interés del tres al seis por ciento, plazos de pagos, precios bajos, cuotas bajas y bajos ingresos requeridos, son entre otras las facilidades que están en posibilidad de todos los trabajadores, ya sean formales o eventuales.

Por eso amigas y amigos hoy a través del Programa de Vivienda Social ponemos a disposición del pueblo salvadoreño una oportunidad nunca antes vista para mejorar sus condiciones de vida.

Queremos invitar a la población en todos los departamentos del país a aprovechar estos nuevos beneficios que se presentan para acceder a una vivienda propia.

Nuestro gobierno continuará ejecutando programas y realizando acciones en función de la justicia social.

El Salvador continuará avanzando si acercamos oportunidades y tendemos puentes para el bienestar de todos y todas. Les invito a trabajar por un El Salvador educado, seguro y productivo.

Muchas gracias.

 

Soyapango, 27 de junio de 2017