Print Friendly, PDF & Email

Este día es un día muy importante y trascendental para el país, aquí en Mejicanos, en este municipio que está trabajando fuertemente por generar esa nueva cultura de no violencia contra las niñas, niños y adolescentes.

Me contaban de todos los espacios que se están creando para generar en la niñez y los jóvenes valores nuevos y, además, de los diferentes programas.

También aquí hay algo trascendental, aquí en esta alianza se comprometen a las niñas, los niños y los adolescentes. Un fuerte aplauso para ellos.

Ustedes son el presente y tenemos que crearles espacios de convivencia donde puedan desarrollarse con toda plenitud, no solo en sus conocimientos, sino también en sus valores como ciudadanos y ciudadanas.

Hay alguien que no ha firmado acá, pero que es importantísimo, y son los pilares fundamentales de esta nueva cultura que tenemos que formar, que son las madres y los padres que los acompañan en este acto. Un fuerte aplauso también para todos ellos.

La familia es el centro, es el amor, cuando hay amor hay una familia feliz, y tenemos que generar también las condiciones para que la familia tenga un entorno feliz y pueda expresar ese amor hacia su familia.

Todo este trabajo es un trabajo de conciencia, de concientización que tenemos que hacer con toda la sociedad salvadoreña, por eso estamos aquí unidos todos.

Saludo al señor alcalde de Mejicanos, José Simón Paz; a los señores miembros del Gabinete de Gobierno que nos acompañan; a la honorable señora representante de país de UNICEF y de más señores representantes de organismos internacionales. Un fuerte aplauso para todos ellos, porque también están contribuyendo a este esfuerzo.

aludo a la señora directora del Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia, Zaira Navas; a la señora directora del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia, ISNA, Elda Tobar; y a la señora asesora presidencial en temas de educación y salud, doctora María Isabel Rodríguez, gracias por acompañarnos doctora.

Queridos padres de familia, niños, niñas y adolescentes, distingos invitados especiales y amigos de la prensa.

Nos llena de mucha felicidad y orgullo que El Salvador sea uno de los países pioneros en la Alianza Global para Poner Fin a la Violencia Contra Niñas, Niños y Adolescentes.

Me uno al lanzamiento oficial de esta campaña, que como gobierno y sociedad hacemos por un país donde todos los niños y niñas crezcan libres de maltratos y con pleno respeto a sus derechos, nobles objetivos a los que hemos consagrado el trabajo de mi gestión.

Como gobierno asumimos el principio de la Alianza Global, porque se integra a nuestra visión plasmada en el Plan Quinquenal de Desarrollo y nos acercan al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Este nuevo esfuerzo está respaldado por los logros en la defensa de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, por el fortalecimiento del Sistema Nacional de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia y la consolidación del CONNA y otras instituciones que velan por las nuevas generaciones salvadoreñas.

Son significativos los esfuerzos realizados en materia de prevención y eliminación de la violencia contra la niñez y la adolescencia, entre ellos la reforma al Código de Familia que elimina legalmente el matrimonio infantil.

Para continuar avanzando en la defensa de nuestra niñez, la Alianza Global propone integrar el trabajo de gobierno, sociedad civil, agencias de Naciones Unidas, comunidad internacional, sector privado, academias, Iglesia y demás actores en la construcción de una sociedad más segura.

Con esa convicción, en 2015 no dudamos en suscribirnos en la Alianza Global y comprometernos a implementar las acciones y mecanismos adecuados para el logro de sus propósitos.

En El Salvador la niñez ha sido por muchos años marginada y desatendida por un sistema que otorgaba privilegios a una minoría. Esto también es una forma de violencia. Ahora comprobamos las consecuencias de esta exclusión en los diferentes fenómenos que se manifiestan en nuestra sociedad.

Nuestro Gobierno desde el principio trabaja en una agenda que prioriza el derecho a una vida digna y sin violencia para las niñas, niños y adolescentes de El Salvador.

Ser parte de la Alianza Global implica concientizar e involucrar, en un esfuerzo multisectorial, a diferentes sectores, organismos e instituciones en la lucha por erradicar la violencia contra la niñez y la adolescencia, quienes son realmente el presente y la esperanza de nuestro país.

En este sentido, el año pasado nombramos a una Coordinadora Gubernamental de Alto Nivel, que establece alianzas con diversos sectores y creó un Comité Integrado para articular todos esos esfuerzos.

Este comité tiene el compromiso de trabajar por el cumplimiento de las metas de la Alianza Global, para lo cual acordó apoyar con firmeza y voluntad el desarrollo de la agenda en beneficio de la niñez.

Como gobierno invertimos en las prioridades establecidas, convencidos de que debemos actuar con urgencia para realizar las transformaciones necesarias que garanticen la seguridad y desarrollo pleno de nuestra niñez y adolescencia.

Para lograr ese propósito, es imprescindible el aporte de todos los sectores involucrados en la formulación, ejecución y monitoreo de las acciones que se implementarán para la suscripción de El Salvador como miembro y pionero de la Alianza Global Para Poner Fin a la Violencia Contra las Niñas, Niños y Adolescentes.

Como parte de estos esfuerzos, en agosto iniciará sus funciones un call center y una línea de emergencia y ayuda “123 Habla Conmigo” para contrarrestar situaciones de violencia contra la niñez, en respuesta a una de las principales recomendaciones del Comité de Derechos del Niño.

A través de esta línea de emergencia, los niños, niñas, adolescentes y cualquier persona podrán hacer denuncias de amenazas o violaciones a sus derechos, además recibir orientación y asesoría.

Hemos avanzado en la aplicación de la Política Nacional de Protección Integral de la Niñez y de la Adolescencia, construida para garantizar a las nuevas generaciones el cumplimiento de todos sus derechos, con la activa participación del Estado, la familia y la sociedad.

Fortalecimos los programas como el paquete y la alimentación escolar para asegurar el acceso universal al derecho a una educación de calidad, así como la permanencia en las aulas de los sectores de menores ingresos.

Otros programas como la educación flexible, Jóvenes con Todo y la gratuidad de la universidad pública abren oportunidades a nuestros jóvenes y adolescentes para forjarse un futuro de bienestar y una vida plena.

La ampliación de la cobertura en la atención médica gracias a las grandes inversiones hechas con la Reforma de Salud, la protección con vacunas y la reducción de los índices de desnutrición también aseguran el derecho a la vida a nuestra niñez y adolescencia.

A través del Plan El Salvador Seguro tenemos en marcha numerosas iniciativas para abrir espacios a la cultura, el deporte y la recreación dentro de los planes de prevención de la violencia que contribuyen a elevar la convivencia en las comunidades.

Todo este trabajo es un campo fértil para la puesta en práctica en nuestro país de las iniciativas de la Alianza Global Para Poner Fin a la Violencia Contra las Niñas, Niños y Adolescentes.

Contamos también con un adecuado marco jurídico, consolidado con la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA), e instituciones públicas consagradas a velar por una vida digna a las nuevas generaciones.

La niñez y la adolescencia son el mayor tesoro de un país. Como gobierno de El Salvador decidimos ponerlos en el centro de nuestro trabajo y facilitar para ellos y ellas las condiciones para una vida digna y un futuro esperanzador.

Nos unimos a esta estrategia internacional cuyo objetivo es asegurar que la niñez y la adolescencia vivan libres de toda forma de violencia y explotación.

Continuamos avanzando en la construcción de un país más seguro y digno para nuestros niños, niñas y adolescentes.

Con el esfuerzo de amplios sectores, de las familias y de la sociedad civil, estoy seguro de que lo vamos a lograr.

Muchas gracias.

 

San Salvador, 24 de julio de 2018