Print Friendly, PDF & Email
  • Amigas y amigos.
  • Quiero externar mi completa satisfacción por la consecución de este encuentro que nos ha permitido abordar un tema de crucial interés para nuestros países.

Agradezco al presidente Juan Orlando Hernández y a su gobierno por las atenciones y el trabajo realizado para concretar esta reunión. También al presidente Jimmy Morales y a su comitiva por el empeño y dedicación a este irreversible proceso de integración regional que estamos alcanzando.

 

Quiero destacar el esfuerzo de todos los equipos técnicos y titulares de los Ministerios de Economía, y a las diversas instituciones de los tres gobiernos que han invertido importantes esfuerzos para alcanzar este histórico momento.

 

Hoy hemos confirmado los avances en el proceso de la integración profunda y la Unión Aduanera entre nuestras naciones.

 

Los avances que juntos hemos alcanzado hasta la fecha nos permitirán llevar más beneficios a nuestras poblaciones, generando más posibilidades de empleo, facilitación del comercio, libre movilidad de mercancías, mejores procedimientos y regulaciones y armonización de normas, entre otros.

 

En este contexto, me permito brevemente enumerar a continuación algunos de los adelantos más significativos que en El Salvador hemos logrado desde nuestra última reunión a nivel presidencial, en octubre de 2017.

 

En primer lugar la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó el pasado 20 de julio, el Protocolo de Adhesión con lo que cumplimos uno de los requisitos más importantes del proceso de integración profunda.

 

También, el pasado 16 de agosto en la sede de la Secretaría General del SICA en San Salvador se llevó a cabo por parte del vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, funcionarios de nuestro gobierno y representantes de los gobiernos de Honduras y Guatemala, el depósito de dicho Protocolo de Adhesión.

 

Por otra parte, desde que di la indicación de sumarnos en esta iniciativa, en julio de 2017, se han concretado seis rondas de negociación en diferentes temas, en las que hemos progresado positivamente.

 

Agradezco a todos los equipos de los tres países que pusieron sus mejores esfuerzos para finalizar los procesos técnicos.

 

Además, ya contamos con un reglamento para la implementación del paso ágil migratorio entre los tres países.

 

De hecho, uno de las acciones en las que más tiempo hemos invertido es la homologación del estatus sanitario y fitosanitario, revisando a la fecha más de 700 productos de origen animal y vegetal, cubriendo así un 70 por ciento de lo que han avanzado  Guatemala y Honduras.

 

También llevamos a cabo varias visitas a puestos   fronterizos, lo que nos ha permitido abordar aspectos logísticos, de infraestructura y de funcionamiento, entre otros.

 

 

De igual forma, estamos haciendo análisis exhaustivos de los puestos fronterizos periféricos propuestos por El Salvador, como el del Puerto de Acajutla y el           Aeropuerto Internacional Monseñor  Romero.

 

En relación con la implementación de los puestos      fronterizos integrados en mi país, me complace    anunciar que tenemos proyectado inaugurar la nueva y moderna infraestructura del puesto fronterizo El Poy para noviembre de este año.

 

Los demás que serán transformados son La Hachadura, Anguiatú, Las Chinamas, San Cristóbal y El Amatillo.

 

Tenemos avances muy positivos, lo que demuestra que como naciones podemos lograr acuerdos para avanzar conjuntamente a un ritmo acelerado.

La fecha en que damos este histórico paso cobra importancia especial, pues estamos cerca de celebrar el 197 aniversario de independencia de nuestras naciones, y refleja los ideales de nuestros próceres, como Francisco Morazán, quien luchó y soñó con una Centroamérica unida y próspera.

 

Como nación comprometida con la integración         regional, estamos convencidos de que esta etapa    marcará un hito para acercarnos a los objetivos de nuestro Sistema de Integración.

Los beneficios de la integración fronteriza de nuestras tres naciones serán clave para el crecimiento de las economías y el bienestar de nuestros pueblos.

Como se ha planteado acá pasaremos a convertirnos en la octava economía más fuerte de América Latina, con un mercado de 32 millones de habitantes, representando un 73 por ciento de la población centroamericana.

Esto nos dejaría en la subregión del Triángulo Norte, con un producto interno bruto de 126 mil millones de dólares, aproximándonos a la mitad del PIB regional.

Aprovecho esta oportunidad para reconocer el intenso trabajo de los equipos coordinados por los Ministerios de Economía de los tres países, que están impulsando la hoja de ruta que para que antes de finalizar el año alcancemos las metas planteadas.

 

Esta productiva reunión, que hemos sostenido hoy con los presidentes Jimmy Morales y Juan Orlando      Hernández, nos deja importantes logros que llenan de optimismo y esperanza a nuestras naciones.

 

Para finalizar les agradezco a los amigos de la prensa y a los medios de comunicación por trasladar a la ciudadanía estos avances significativos para la integración regional.

 

Muchas Gracias.

Avances en Proceso de Unión Aduanera , Triángulo Norte.